"LA GRAN ESTAFA AMERICANA"

"La gran estafa americana" es la tercera película de David O'Russell, un director deseadísimo por el colectivo de actores ya que trabajar con él es casi una garantía de globos, óscars y todo tipo de estatuillas. El film nos introduce en una trama sobre cómo unos estafadores, Christian Bale y Amy Adams, son pillados por un agente del FBI con más ambición que cerebro, Bradley Cooper, y se ven obligados a urdir una trampa y servir de cebo para coger con las manos en la masa a congresistas y mafiosos de New Yersey.
Las interpretaciones y la ambientación son impecables, pero los pesos de los ejes que marcan la narrativa de la película no están proporcionados. O'Russell  aparentemente, y dado el titulo de la película, quiere contarnos los entresijos de la operación para cazar infraganti a políticos y mafiosos, sin embargo la realidad es que se debate entre esa historia y la historia de amor, admiración, complicidad de los dos amantes (Christian Bale y Amy Adams). Incluso también está tentado de dedicarle la pelicula a la esposa de Bale, Jennifer Lawrence. El director parece incapaz de gestionar a sus propios personajes y sus historias,  marcar una clara trama principal y enriquecerla con otras secundarias. Esa dificultad en priorizar perjudica el ritmo de la película. Hay un exceso de situaciones con largas conversaciones para contar aspectos de la relación entre personajes, y también un detalle exhaustivo de las diferentes fases de la trama de la estafa hasta llegado un punto de la película, en que sin embargo el desenlace se atropella.
Se nos vienen a la cabeza dos películas, dos obras maestras, en las se ha sabido contar una historia central nutrida por toda una serie de personajes secundarios pero con roles significativos que aportan al hilo conductor y no desenfocan. "Casino" de Scorsese donde es claro que lo que importa es Robert de Niro. Es su vida la que se cuenta, sin que eso impida que Joe Pesci tenga un gran peso especifico en el film, es más la película está narrada entre de Niro y él,  o Sharon Stone y su relación de dependencia enfermiza con James Woods también con mucha presencia, sin embargo el guión está perfectamente estructurado. Otro ejemplo, "El padrino II", donde Coppola gracias a un soberbio montaje es capaz de hilvanar magistralmente el ascenso de AlPacino -Michael Corleone-como cabeza de una de las principales familias mafiosas de NY con la historia del patriarca Vito Corleone, desde su origen en Sicilia  hasta su llegada a Estados Unidos. Dos historias paralelas a cual más magnética encajadas a la perfección.
En "La gran estafa americana", lo mejor son los actores y su perfecto encaje en sus personajes, maquillajes, vestuarios. Por encima de todos ellos destacar a Christian Bale (con su caracterización parece idéntico a James Brolin¡¡) y  Jennifer Lawrence que va creciendo como actriz en cada secuencia de la película.
Muy destacable es el arranque de la película, original y curioso que engancha y nos da muchas pistas sobre el personaje encarnado por Christian Bale (compartimos algo tan íntimo como su "ritual de peluquería" diario) y muy bonita la secuencia del primer beso de los amantes en la clandestinidad de la parte trasera de la tintorería entre perchas y fundas de plástico.
La sensación es que O'Russell se enamora de los personajes y eso le hace perder el foco de la historia que quiere contar. Dispone de muy buenos mimbres: magnífico reparto y medios de producción, pero el resultado final está por debajo de la calidad de los ingredientes.
(Valoración: 6.5 sobre 10)







Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA