"EL AÑO MAS VIOLENTO", OPORTUNIDAD PERDIDA

Este es el tercer film de J.C. Chandor que se estrenó con la más que interesante "Margin call". La historia se desarrolla en Nueva York en los 70 en un momento de altísima tasa de violencia en la ciudad. Abel Morales (Oscar Isaac), dirige una de las empresas líderes en transporte de combustible de la zona, empresa heredada de la familia de su esposa Abba (Jessica Chastain). Abel está a punto de cerrar un trato determinante para el futuro de su negocio, sin embargo, toda una serie de asaltos a sus camiones le ponen en jaque.
Se trata de un drama con un buen argumento e interesantes ingredientes, pero que se desarrolla con excesiva lentitud y sobre todo que no acierta en la elección del actor protagonista. Al realizador lo que le interesa es indagar en el tema de los principios, la ética, el fairplay que están encarnados por  Abel Morales (su nombre no es casualidad) versus prácticamente el resto de personajes, especialmente el de su esposa Jessica Chastain, el personaje más interesante con diferencia. El personaje de Abel está bien construido, es alguien que no quiere traspasar la legalidad para prosperar, pero que no es ni un inocente, ni un cobarde, ni alguien ajeno al uso de la violencia física (salvando grandes distancias, recuerda al personaje de Mike de "El padrino I" en sus inicios). Los personajes de Isaac y Chastain contrastan bien. Él, un hombre que se ha hecho a sí mismo y con muchos recursos para encauzar las cosas gracias a sus habilidades negociadoras, ella, muy "expeditiva", proviniente de una familia que sí se movía en arenas claramente "movedizas" en lo que se refiere a su modus operandi. Lo que no resulta coherente es la forma en que se desarrolla la relación entre ambos considerando esas diferencias de planteamiento opuestas en cosas tan fundamentales. Incluso, y debido a contar con Isaac, un actor tan poco carismático, a veces uno se puede preguntar porqué una mujer como ella se casó con él. Es una pena que por diferencias con el realizador no fuera Javier Barden el protagonista, un actor con mucho más peso específico y con más capacidad de tener química con Chastain. Destaca el trabajo de esta última, que consigue una sólida interpretación, dotando de mucha personalidad y credibilidad a Abba.
La ambientación está muy conseguida, pero la fotografia peca de igualar los colores en exceso algo que junto con el ritmo lento de la película transmiten una sensación plomiza. (Valoración: 6 sobre 10). 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA