MI CASA EN PARIS: DRAMA TEATRAL


El judío americano Israel Horovitz de 76 años, realiza esta película basada en una obra de teatro escrita por él mismo. Se trata de su primer largo, pero Horovitz es un experimentado escritor de teatro y de guiones para cine ("Autor, autor"). La historia comienza cuando el newyorkino Mathias (Kevin Kline) recibe como herencia de su padre un piso en una de las mejores zonas de París, sin embargo, esta inicialmente buena noticia deja de serlo cuando se entera de que lo que ha percibido es un piso en "viager", por lo que no será realmente propietario hasta que Mathilde (Maggie Smith) actual inquilina fallezca, además de tener que pagarla mientras viva una importante cantidad mensual. En la casa, Mathilde vive con su hija Chloe (Kristin Scott Thomas).
La película comienza en clave de comedia, (incluso inexplicablemente el trailer la califica como tal) con la presentación de los dos personajes centrales a partir de diálogos irónicos y mordaces, pero se trata de un inicio que despista sobre el verdadero mensaje e intención del filme, que avanza convirtiéndose en un auténtico drama. Es innegable la belleza de algunos de los textos y reflexiones, pero el argumento y parte del desarrollo quizás por su concepción original como pieza teatral están a veces al borde del exceso y de lo rebuscado. La película aguanta gracias a la calidad de los actores, muy especialmente al buen hacer de Kevin Kline con ese talento innato para cualquier género ("Un pez llamado Wanda", "La decisión de Sophie", "La tormenta de hielo"), capaz de pasar en una misma escena de lo más drámatico y desgarrado a lo cómico.
El gran tema del film son las consecuencias que las heridas de la infancia tienen en la vida de las personas y lo dificil que es remontar esos daños emocionales. La estructura es la usual en este tipo de drama familiar donde se presenta al personaje en conflicto y se van descubriendo los motivos, el suceso que marcó a la persona, todo ello aderezado con alegatos y recriminaciones.
Como adelantabamos, lo mejor del film son las interpretaciones. Es interesante que los protagonistas estén por encima de los 50, algo positivo no sólo porque aporta variedad al panorama cinematográfico y al tipo de temática tratada, también porque nos permite disfrutar de los buenos actores en su mejor momento profesional. (Valoración: 6 sobre 10).






Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO