MACBETH: INTERPRETACIONES SOBRESALIENTES

Hay obras que no dejan de interesar a la industria del cine de todas las épocas y geografías. Las de Shakespeare están entre ellas, y en particular MacBeth, que ha sido llevada a la pantalla con esta ya 4 veces (Welles, Kurosawa, Polanski). La obra en sí es un reto, el que se justifique una nueva versión un doble reto. Justin Kurzel se aproxima a la historia del aristócrata Macbeth (Michael Fassbender) al que unas brujas vaticinan que será rey de Escocia. Esa profecía, su ambición y la de su esposa (Marion Cotillard), le llevarán a cometer asesinatos y conspiraciones en su búsqueda del poder.
El realizador funde en uno tres elementos para conseguir un sólido resultado: un guión donde se mantiene el lenguaje original en verso (aunque reducido en longitud y con algunas licencias), unos actores a la altura de la obra, y la parte innovadora, el paisaje de Escocia con una gran presencia y fotografiado espléndidamente por Adam Arkapaw ("Lore").
Los actores elegidos son probablemente los mejores Macbeth y Lady Macbeth posibles a día de hoy: Fassbender y Cotillard. Fassbender interpreta magníficamente la ambición desmedida y el enloquecimiento del personaje contando además con un físico poderoso, coherente con el gran peso que Kurzel quiere dar a la estética. Es un actor camaleónico que muta en cada papel al que se enfrenta y lo vive integramente, orgánicamente. Cotillard, con una capacidad expresiva brutal y esa aúrea que la envuelve siempre, interpreta el rol de Lady MacBeth con todos los matices y pulsiones que tiene el personaje. 
La estética de la película es de gran valor. Unas localizaciones imponentes, y un clima duro y hóstil (húmedo, con niebla, enfangado, frío) que enfatizan la crueldad y lo descarnado del relato, la desazón y malestar interior de los personajes. Toda la direción de arte (decorados, vestuarios, caracterización,  etc) aporta un look bellísimo, coherente con la época retratada, pero muy moderno al mismo tiempo.
El lenguaje, tanto los diálogos como el visual ponen distancia con el espectador y hacen que sea un disfrute más desde la observación que desde la emoción. Una buena pero no fácil película para la que hay que elegir bien el momento en que se ve. (Valoración:7 sobre 10). 


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA