MILES AHEAD: GRAN INTERPRETACION DE CHEADLE

El actor Don Cheadle ("Crash", "Hotel Ruanda") se lanza como director y guionista con este film sobre la personalidad del monstruo del jazz Miles Davis donde además interpreta al músico. El relato cubre dos momentos de la vida del artista, el periodo en el que se casó con Frances (Emayatzy Corinealdi) en los 50,  y su gran crisis creativa en los 70. 
La elección de esos dos momentos es acertada porque permite contrastar dos épocas muy dispares y significativas en la vida del músico. Aunque no parece que la vida de Miles fuera nunca estándar, se contrapone una fase donde tenía su vida profesional más bajo control (los 50), momento donde se trata la historia de su gran amor y otra fase en la que intenta recuperar la creatividad, una etapa de gran soledad (voluntaria), marcada por su adición a la coca. Aquí el guión genera como excusa la desaparición de unas grabaciones del artista y la demente carrera de Miles y Branden (Ewan McGregor) periodista de The Rolling Stones por recuperlas. Un episodio que probablemente tenga poco de verídico (al menos el periodista de The Rolling Stone nunca existió, se incluyó para conseguir financiación al ser un papel interpretado por un blanco), pero sirve para hacernos idea del tipo de vida caótica, desordenada y llena de neurosis que vivió en esa búsqueda de la inspiración. Esta fase, más allá de la rocambolesca cascada de situaciones, formalmente ayuda a contar el demencial estilo de vida del músico y su mundo interior lleno de desasosiego, distorsión de la realidad, recuerdos del pasado y desconcierto. 
Las críticas sobre este film han alabado el que no sea un biopic con la típica estructura que cubre de infancia al final de los días de la celebridad,  "En la cuerda floja" sobre Johny Cash, es una magnifica película, (superior a la que nos ocupa), con una estructura convencional, las dos son formas lícitas de hacerlo, lo importante no es tanto eso como la capacidad de trasmitir la esencia del personaje algo que sin duda ambas películas cumplen.
Lo más destacable del film, por encima del guión quizás excesivamente esperpéntico cuando retrata los 70, es la interpretación de Cheadle que interioriza el personaje de forma sobresaliente y la presencia de la música del artista. La historia no necesariamente ensalza la figura de Davis a nivel personal, se centra en transmitir cómo se siente en su búsqueda de un nuevo sonido, rasgo fundamental de un compositor y trompetista innovador que en su prolífica carrera de más de 40 años desarrolló varios estilos dentro de la música jazz (Bebop, Jazz modal, Jazz fusión, Hardbop, etc). (Valoración: 7 sobre 10).




Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA