LOS HOMBRES LIBRES DE JONES: McCONAUGHEY LO MAS DESTACABLE

Gary Ross ("Los juegos del hambre") firma esta historia inspirada en la vida de Newton Knight. Durante la guerra de la Secesión americana (1861/1865), Knight (Matthew McConaughey) se rebela contra las prácticas del ejército de expoliar a los granjeros respetando sin embargo las propiedades de los hacendados que incluso podían evitar ir a la guerra si poseían un cierto número de esclavos. Knigtht deserta y se hace fuerte en una zona pantanosa del condado de Jones (Misisipí). 
Es difícil saber cuánto de verídico hay en el guión de Gary Ross, suponemos que la figura de Knight está bastante idealizada. El argumento es interesante por lo desconocido de este personaje y porque pone de relieve el "backstage" de las guerras, la indefensión de los ciudadanos detrás del frente y la dificultad de que los derechos aparentemente logrados por los negros se hicieran efectivos (por ej.: votar)
La apertura es lo mejor del film, con la escena de lucha en las trincheras y sobre todo con la situación más conmovedora de toda la película, aquella en la que se retrata la relación entre McConaughey y su sobrino y que marca el punto de inflexión para que Knigth decida hacerse activista. En sólo unos segundos se respira el instinto de protección y la desesperada necesidad de ser protegido. 
Después el guión decae, especialmente en el último tramo, siendo el activo principal de Ross Matthew McConaughey que lo da todo y potencia el interés de cada segundo de metraje. Quizás a la película le falta de un punto más de realismo ("se nota demasiado que es una película")  y que la interpretación del otro personaje clave, Moses (Mahershala Ali), no convence, elementos que derivan en que la película no toque.

Una película que no aburre, donde se disfruta de McConaughey pero que podía haber dado mucho más de sí. (Valoración: 6 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO