LA QUIMERA: AMOR ETERNO

La guionista y directora italiana Alice Rorhwacher (“Lazzaro feliz”), dirige esta película. Arthur (Josh O´Connor) es un inglés que vive en Italia desde que se enamoró de Benjamina. Desde entonces trabaja con una banda de “tombalori”, ladrones de restos arqueológicos, en una zona de Italia antiguamente habitada por los etruscos.
Qué historia de amor contada de forma tan bella. Esta directora tiene un lenguaje propio, una forma de narrar muy peculiar, que nos puede parece extraña inicialmente, pero a la que nos vamos acostumbrando y apreciando su singularidad. Juega con las músicas más variopintas, con personajes histriónicos, y se adentra en la Italia más profunda, y aquí clandestina, donde seguimos la andanzas de un grupo de ladrones que trafican en el mercado negro de las antigüedades. Una banda comandada por Arthur, el inglés, un espíritu romántico, melancólico, un hombre que no ha podido pasar página después de que su esposa muriera. Un guion donde todo está minuciosamente pensado, cada detalle enlazará con algo que vendrá después, y un protagonista encarnado por Josh O'Connor, dulce, conmovedor, a veces agresivo, con su amor perdido siempre presente. Un amor al que parece buscar en las tumbas que profana. En su camino encuentra lo opuesto a lo que parecía representar su amada, Italia (Carol Duarte), una mujer todo vida, nada de otro mundo, todo de éste. Dos actores maravillosos. Atención al hilo rojo que protagoniza varias secuencias. Esperamos ver a  Carol Duarte muchas veces más, y muchos más trabajos de Rorhwacher. Auténtico cine de autor. (Valoración: 9 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO