"THE BLING RING"

"The bling ring", es el último trabajo de Sofia Coppola. Una película basada en un hecho real, entretenida y bien planteada con la principal virtud de ser un buen retrato de un nutrido segmento de jóvenes actuales. La película nos cuenta las andanzas de un grupo de universitarios fashion victims en Los Ángeles, que roban en casa de las propias celebridades a las que admiran.  Sofia Coppola aúna en el film los dos temas que parecen ser de mayor atracción para ella a juzgar por su filmografía: la adolescencia/juventud y el mundo de las celebridades. Después de todo, ambos son universos muy conocidos por ella que siendo solo un bebé aparecía de la mano de su padre en "El padrino", que consiguió ser la primera directora estadounidense candidata al Oscar a mejor dirección con solo 32 añitos (por "Lost in translation") y que se ha casado más de una vez con famosos del mundo de la música o del cine. Sofia hace una buena foto de lo que a día de hoy significa triunfar socialmente para un porcentaje importante de este segmento de edad, de lo que es disfrutar, y de las cosas que son importantes para ellos. Sobre todo capta muy bien la forma en que estas personas se expresan y su exhibicionismo en las redes sociales.
La realizadora ha demostrado un interés recurrente por entender a jóvenes desnortados, sus ambiciones y motivaciones y es buena utilizando el ritmo de montaje y la narrativa para transmitir lo que sienten sus personajes. El ejemplo más acertado de esto fue quizás "Vírgenes suicidas" donde creaba un ambiente opresivo y desasosegante en el que parecía no ocurrir nada, pero había latente un drama a punto de estallar en la cara del espectador. En "The bling ring", película de menos calado porque la historia en sí misma es menos trascendente, la cineasta juega de maravilla con el montaje, la música, la fotografía, para transmitir el ritmo de vida caprichoso y "la rutina diaria" de los protagonistas (robar en casa de Paris Hilton¡¡).
La elección de actores es también muy acertada, tanto Emma Watson, la más conocida, como Israel Broussard y Katie Chang.
 Esta no será una película que recordemos durante mucho tiempo, cosa que debería preocupar a Sofia cuyos dos primeros trabajos ("Vírgenes suicidas" y "Lost in translation") fueron muy superiores a los 3 últimos ("Marie Antoniette", "Somewhere", "The bling ring"). Aún así, la película tiene interés como documento sociológico. Es especialmente útil para cualquiera que trabaje en  marketing/comunicación, y también para integrantes de la Generación Baby Boom, tan incapaces de entender (me incluyo aquí) esa frivolidad y carpe diem, esa falta de problema con hacer o no hacer cosas que pueden marcar el futuro. Y es que para ellos, la vida es más fácil, la vida es solo un acto más de consumo. (Valoración: 5 sobre 10)


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO