"AGOSTO"

"Agosto" es un magnífico texto teatral de Tracy Letts (premio Pulitzer y 5 Tonys 2008) perfectamente llevado al lenguaje cine por obra y gracia del multidisciplinar John Wells (productor, director, guionista  de TV, cine y teatro). El argumento y diálogos soberbios, escenificados por un reparto sobresaliente, dan un resultado redondo. El argumento se construye alrededor de la reunión de una familia a partir de la desaparición del padre. Las hijas y hermana con sus esposos y familias ocuparán la casa de los patriarcas unos días. Tanto el hábitat, algún lugar en mitad de Oklahoma, como especialmente el "abundante pasado" de los cabeza de familia interpretados por Meryl Streep y Sam Shepard nos permiten ser testigos de toda una serie de situaciones de alta tensión entre los personajes. LEER MÁS. Los  inteligentes y afilados diálogos y el ritmo en que los sucesos del pasado y presente se destapan, esa información de alto voltaje secuestrada durante años que sacude como un latigazo, son perfectos. "Agosto" es un estremecedor drama que no cae nunca en lo melodramático ni en ese tono falso que a veces utilizan los filmes americanos y que tanto rechina en Europa. Es un drama "seco y duro", como podría haber sucedido en Castilla.
El diseño de personajes es rico, se reconocen los arquetipos pero no son clichés. Todos tienen recovecos y matices. Meryl Streep lidera el reparto metida en las carnes de una persona que ha sufrido vejaciones en su infancia, que es dominante y a veces maquiavélica, pero con un sentido del humor ácido e incisivo que impide odiarla. Las idiosincrasia de las 3 hijas (Julia Roberts, Juliette Lewis, Julianne Nicholson) es el fruto de la reacción a la personalidad y diferentes adicciones de Meryl Streep y Sam Shepard. Diversas formas de ser forjadas como consecuencia de cómo cada una se ha "defendido" emocionalmente de los padres: unas duras y agrias (Julia Roberts), otras débiles cayendo en la evitación o el escapismo... Absolutamente todos los actores encajan muy bien en sus personajes y desde luego Meryl Streep y Julia Roberts que llevan el mayor peso son extraordinarias, pero yo me quedo con Chris Cooper y Margo Martindale, que en sus papeles de reparto son tan creíbles que es imposible no reconocer en ellos retazos de personas de nuestro entorno. El bodylanguage de Cooper en su deambular alrededor de la casa tras discutir con su esposa, transmite más que la actuación de toda una carrera de muchos actores.
El mensaje de la película es relevante para todos: la mancha indeleble que la infancia tiene en el individuo y cómo la forma en que se nos educa nos acompaña toda la vida, la repetición de patrones de comportamiento y relación.. Y lo que es más doloroso, la sorpresa de reconocer en nosotros mismos justo esos rasgos que tanto hemos denostado y rechazado en nuestros padres.
Nadie debería perderse "Agosto". (Valoración: 9.5 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA