GIRLHOOD: FASCINANTE DRAMA ADOLESCENTE

La directora francesa Celine Sciamma ("Tomboy") vuelve a interesarse por una historia relacionada con la adolescencia firmando una película impactante y bellísima al mismo tiempo. En "Girlhood" o "Pandilla de chicas", título original, nos adentramos en la vida de Marieme (Karidja Toure) una chica negra de los barrios deprimidos cercanos a París con una situación familiar dura. Marieme entabla amistad con un grupo de chicas encabezado por Lady (Assa Sylla) que ni estudian ni trabajan y se entretienen con actividades poco recomendables. 
El guión también de Sciamma es muy sólido, bien construido, mantiene una fuerte intensidad durante todo el film pero sin caer en un exceso de dramatismo. Define muy bien a los personajes, haciendo un trabajo espectacular con la protagonista y su transformación de una niña de buenos sentimientos que se siente vulnerable en todos sus entornos, a una chica que puede ejercer la misma extorsión, y agresividad hacia otros que ella ha sufrido. Lo que hace que el personaje sea tan real es que no es un cambio de 180 grados sino una evolución en la que la chica desarrolla la capacidad de no resignarse siempre a los deseos de los otros, sentirse fuerte, pero sin dejar de ser ella. Tanto Karidja Toure como las otras 3 actrices pese a no ser profesionales actúan maravillosamente, tienen personalidades marcadas y diferenciadas y transmiten esa conexión y química entre ellas, siendo la escena de ellas cantando y bailando Diamonds de Rihanna una de las más logradas.
Todo el film está rodado con una gran belleza por la fotografía de la mano de Crytel Fournier y por un tipo de encuadre que la realizadora utiliza de forma recurrente rodando primeros planos de los personajes frente a fondos de colores intensos y brillantes consiguiendo una estética preciosa pese a lo básico de las localizaciones. Esta forma de retratar a los personajes facilita además entender sus reflexiones internas.
Es muy reseñable la labor de vestuario y maquillaje de las chicas ayudando a marcar tanto las diferentes personalidades (su look es una de sus señas de identidad) de cada una de ellas, como los cambios anímicos por los que pasan las protagonistas. Los derivados de su proceso de maduración y sus altibajos emocionales.
La película es una maravilla de principio a fin que constantemente genera sensaciones en el espectador. (Valoración: 8 sobre 10).

Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA