PRIDE: PERFECTO PRODUCTO BRITANICO



Este film de Matthew Warchus, recoge un interesante y sorprendente pedazo de la historia reciente de Gran Bretaña. Se sitúa en 1984 en medio de la guerra abierta entre el Sindicato de Mineros y el gobierno de Margaret Thatcher. En Londres, un grupo de gais y lesbianas decide apoyarles recaudando dinero para que puedan soportar la huelga. El Sindicato no quiere aceptar su dinero, por lo que ellos deciden entrar en contacto directo con los mineros de un pueblecito de Gales.
El principal mensaje de la historia se centra en transmitir como dos colectivos tan poco afines y que se miran con muchos prejuicios, se acercan, se entienden y llegan a convertirse en aliados.
El guión mezcla una gran cantidad de personajes basados en personas reales con otros de ficción, de forma que consiguen añadir a la historia base e hilo conductor, un mosaico de otras pequeñas historias que aportan mucho por su variedad y riqueza.
El inicio del film resulta un poco abrupto y forzado de forma que aunque es un hecho real parece algo inventado, pero enseguida que el espectador se va familiarizando con los personajes y se van produciendo las diferentes situaciones donde se interrelacionan, la película va ganando enteros. Warchus realiza un film que se encuadra en la más pura tradición de cine británico, una estupenda galeria de actores y un buen manejo de registros emocionales dispares: discursos serio, emotivo y de humor. Todos los actores, no importa la presencia que tengan, son de una excelente calidad interpretativa, con físicos especiales, con personalidad, todos memorables hasta aquel que solo aparece en dos planos. Destacan sobre todo Billy Nigthy ("Una cuestión de tiempo", "Love actually"), su presencia llena la pantalla, ademas, tiene una forma de interpretar cargada de sutilezas. George MacKay, el joven adorable e inexperto que aún no afronta su realidad. Paddy Considine, el líder de los mineros, muy templado. Imelda Staunton afable y animosa ("El secreto de Vera Drake") y Andrew Scott en un personaje de gran sensibilidad. Todos ellos en un entorno realista con dos escenarios que al ser tan contrapuestos dan mucho juego, el Londres de los 80 del grupo de gais y lesbianas y el entorno minero del pequeño pueblo de Gales.
Un estupendo film que permite conocer un curioso episodio histórico bien empaquetado. (Valoración: 7 sobre 10). 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA