LA VERDAD:BUENA HISTORIA, BUENOS ACTORES


Esta película sobre periodismo político de investigación se basa en un hecho real. En 2004 en USA, en plena campaña presidencial entre George Bush y John Kerry, la periodista Mary Mapes (Cate Blanchett) y su equipo destapan una noticia sobre supuestas irregularidades en el servicio militar de Bush (su trasladado para evitar ir a Vietnam). El reportaje, sumamente negativo para Bush, generó polémica y fue "perseguido" hasta el punto de que se abrió una investigación para dilucidar su veracidad.
El realizador novel James Vanderbilt (guionista de "Zodiac"), consigue embarcar a Cate Blanchett y Robert Redford en esta relevante historia sobre la presión que se puede llegar a ejercer para desacreditar informaciones que van en contra de intereses políticos. Blanchett, un fenómeno de la interpretación que hace la diferencia en cualquier película, transmite perfectamente las dos situaciones antagónicas por las que atraviesa este personaje: de la triunfadora periodista vocacional a la profesional de reputación en zozobra cuando las cosas se tuercen y se plantea un debate nacional para esclarecer si manejó la información y fuentes con el suficiente rigor.
Redford hace una de sus mejores intrepretaciones de la última fase de su carrera. Encarna a Dan Rather, periodista y presentador de prestigio de la CBS, frecuente colaborador y amigo personal de Mary Mapes y que protagonizó el reportaje. Tanto el papel como el tema de la película, el compromiso con la información, le van como anillo al dedo y es coherente con anteriores grandes títulos de su carrera ("Todos los hombres del presidente", "Leones por corderos", "Los tres días del cóndor").

Las situaciones y las conversaciones donde se defiende el periodismo y el escarbar, caiga quien caiga, con tal de hacer llegar la verdad a los ciudadanos, son muy realistas, no suenan impostadas o a discurso rimbombante. No en vano el guión está basado en el libro que la propia Mapes escribió sobre el caso y está firmado por ella y Vanderbilt. Especialmente reseñable es la escena de la conversación entre Blanchett y Redford que respira el respeto profesional y la sólida relación personal que les une, y el alegato de Blanchett sobre su trabajo ante el comité investigador. Mención especial a la interpretación de Stacey Keach en un papel secundario pero clave. (Valoración: 8 sobre 10)





Comentarios

  1. A mí me gustó sobre todo la escena en q la mujer de quién facilita los documentos la hace reflexionar sobre su ética sobre el uso de las personas por una noticia.
    Cate espectacular

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO