EN LOS 90: RETRATO ADOLESCENTE

El actor Jonah Hill muy conocido como actor de comedia ("Infiltrados en la universidad"), al que vimos recientemente defender muy bien un personaje complejo en “ No te preocupes, no llegará muy lejos a pie" debuta en la dirección con esta historia donde también es responsable del guión. Stevie (Sunny Suljic) es un chaval al que su hermano mayor maltrata físicamente y cuya madre (Katherine Waterson) es una chica muy joven poco presente en el hogar. Stevie se une a una banda de chicos entusiastas del skate, del alcohol...
La película trata de las dinámicas entre adolescentes. Chavales que bajo su apariencia de búsqueda de diversión, de insustancialidad, utilizan el grupo como escape y espacio seguro frente a sus familias que distan mucho de ser idílicas. El protagonista, Stevie, es el último en llegar, el más pequeño y más inocente de todos y tiene que ganarse el derecho a pertenecer, a ser aceptado. Se combinan bien los diferentes personajes. Aunque podamos "etiquetarles" (el idealizado por todos, el loser, etc), la forma en que se tratan entre ellos, sus conversaciones  y cómo conviven en el grupo no es cliché. En el grupo se abordan todas las emociones y sentimientos: la envidia, la admiración, la competitividad, la solidaridad, el servilismo.. .Stevie busca tener una nueva familia ya que la que tiene en casa no hace su papel y además necesita enterarse de que va la vida, entrar en contacto con el sexo, el alcohol, las drogas... Interesante el personaje del hermano mayor, interpretado por Lucas Hedges (actualmente presente en toda película que requiere un adolescente o veinteañero) que da bien el papel de abusón que intenta paliar sus complejos y carencias afectivas pegando a su hermano. Tanto Hedges como Suljik hacen unas buenas interpretaciones.
Hill hace una buena opera prima. Escribe un buen guión con el skate como hilo conductor de fondo y también de forma. La cámara baila con los chicos en sus prácticas con el skate y la música cobra un papel importante dando carácter a lo que vemos. Las escenas de los chavales haciendo skate por la mediana de la carretera  nos hacen entender la sensación de poder y libertad que les da esa simple tabla con ruedas. Sobre la tabla no se sienten inferiores a nadie, ni a los coches que les flanquean. Muy reveladora la escena de la conversación con Ray, el más admirado del grupo que descubre a Stevie la verdadera situación personal de los integrantes del grupo. Algo que nos recuerda que a menudo nos apresuramos a juzgar los comportamientos de los demás a partir de ver solo la punta del iceberg, mientras que lo que se oculta debajo puede tener un aspecto bien diferente.
Para quienes este tipo de temática les interese es bueno recordar la reciente "Heartstone" más dramática que ésta y situada en el mundo rural.  (Valoración: 7.5 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO