FIRST COW: AMISTAD VERDADERA

La estadounidense Kelly Reichardt ("Certain woman" ) dirige y co-escribe el guion de esta película con Jonathan Raymond basado en la novela de este último, "The half life". Oregón (USA). 1820. Un cocinero, Cookie (John Magaro) que viaja hacia el oeste, traba amistad con un inmigrante chino, King -Lu (Orion Lee). Ambos tienen la esperanza de conseguir prosperar en pleno auge de la fiebre del oro.
Es muy peculiar la historia que nos trae Kelly Reichardt. Dos personajes de personalidades complementarias se conocen y comienzan a plantearse la posibilidad de liberarse de unas vidas donde las condiciones laborales son muy duras e inestables y se basan en trabajar para otros. En la relación de profunda amistad que nace entre ellos, comienzan a elucubrar sobre la posibilidad de cumplir el sueño de tener un negocio propio. Cookie es un hombre bueno, generoso, pacífico al que le encanta su oficio, que es además relativamente valioso por esos lares. King Lu, de espíritu aventurero, ha atravesado medio mundo y se ha visto varias veces al borde de la muerte. Es más lanzado, y muy listo a la hora de detectar oportunidades. Los dos amigos identifican una forma de ganarse la vida no exenta de peligro: hacer buñuelos y venderlos en el pueblo. La historia, con un ritmo pausado, genera curiosidad y plantea situaciones cuyo desenlace es inesperado de forma que el interés crece según avanza la narración. 
Todo el reparto es un acierto, empezando por los dos protagonistas donde John Magaro es entrañable y se le coge cariño al instante, y Orion Lee es un rara avis con mucho mundo. Destacan dos secundarios que dan mucho valor a la película: Toby Jones como el inglés rico y soberbio del lugar, que pretende trasladar su estilo y costumbres inglesas a Oregón, y Scott Shepherd, un militar destacado en el lugar. Una bonita historia sobre la amistad y el riesgo de emprender sin recursos económicos. (Valoración: 7 sobre 10).

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO