EL SASTRE DE LA MAFIA: ROMPECABEZAS

El guionista americano Graham Moore, que ganó un Óscar a mejor guion adaptado por "Imitation game" en 2015, dirige su primera película en la que es también responsable junto con Jonathan McClain del guion. Leonard (Mark Rylance) es un sastre inglés que vive en Chicago, en los años 50. Sus clientes son en su mayoría una banda de gánsteres que domina el barrio. Ellos utilizan la sastrería como tapadera para  pasarse información.
La historia transcurre en una noche, dentro de la sastrería de este profesional de la costura, discreto, pacífico, que no quiere meterse en líos, que no quiere saber en qué consisten los tejemanejes de la banda. Con un planteamiento teatral, la clave está en el guion, que da vueltas, giros, y más giros. Se van planteando situaciones cuya resolución parece complicada, casi imposible, irrumpen elementos, informaciones y personajes que sorprenden. Siempre parece que la historia está en un punto donde el protagonista no va a tener forma de salir indemne. En general, es una película entretenida e ingeniosa, aunque para algunos la forma en que se desenvuelve la historia puede resultar tramposa y artificial en exceso. La película gana por contar con Mark Rylance, actor que se hizo muy visible a partir de su papel en "El puente de los espías" por el que ganó un Óscar y que solemos ver más bien en papeles secundarios. El lleva el peso de la narración, bien acompañado por Johnny Flynn un buen actor y versátil (aparecía en la deliciosa "Emma") que interpreta a uno de los matones de la banda y Zoey Deutch como la recepcionista, una joven actriz interesante. (Valoración: 6 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO