"AMOR"

Se que este post no va a ser políticamente correcto, pero tengo que decirlo: no me gustó "Amor". Haneke tiene todos mis respetos. Sus películas siempre tienen algún aspecto de gran interés, o bien por esos finales abiertos, o por tocar temas poco frecuentes, o por la forma que tiene de contar las historias sin ningún apasionamiento, desde esa frialdad que te impacta y te sobrecoge (especial mención merece, "La cinta blanca", una obra maestra, que casi podria enmarcarse en el género de terror que es el sentimiento que más acompaña al espectador cuando la visualiza). Sin embargo, en este caso "Amor" pese a que no puedo decir que sea una mala película, no me ha llegado. No consigo empatizar más que desde la teoría con sus personajes, ese matrimonio  mayorcísimo que se enfrenta a la fase final de la vida. Aunque en sí misma la problemática que plantea es rupturista por casi inexistente (sobre todo por lo poco comercial y fotogénica que resulta), no me conmueve, ni me agita, ni me impacta. Solo me emocionó y me pareció de muchísima sensibilidad la pequeña metáfora de la paloma. Esas escenas en las que Jean-Louis Trintignant intenta coger la paloma que se cuela por su casa, y especialmente ese momento interpretado con tanta delicadeza  en el que él consigue sentir de nuevo la vida, como antítesis de su día a día. Ese sí es un momento único.
Dejo abierta la posibilidad de que la culpa de mi falta de entusiasmo ante este trabajo sea el producto de una coraza de defensa propia al enfrentarte a la vejez, un tema que a partir de los 45+ ya no ves como una realidad interesante sino más bien como algo amenazante.

Le puede interesar a:
  • público de menos de 45 años que no se va a proyectar en la peli, y a la que le parecerá una historia de amor maduro
  • los fans de Haneke
  • aquellos que no pueden soportar no haber visto todas las películas oscarizadas del año



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA