"STOKER"

"Admirador de Hitchcock  se queda en admirador ", así podríamos resumir la película de esta semana, "Stoker". Nos referimos a Park Chan Wook realizador coreano que en su primera incursión en cine en  inglés intenta homenajear al gran maestro con un reparto solvente y una estética cuidada y personal, aunque con un guión que decepciona un poco en la parte final.
El film comienza muy bien, presentando a un curioso triángulo de personajes como protagonistas. Por una parte, una joven cuyo adorado padre acaba de morir en un accidente (Mia Wasikoska, "Alicia en el país de las maravillas"), la viuda doliente (Nicole Kidman), y el hermano del fallecido, el tio Charly (Matthew Goode, "Match point") que aparece de la nada en el funeral del hermano.
La historia se desarrolla en un ambiente agobiante y con unos personajes sufrientes que ocultan gran cantidad de secretos.  No es es casualidad que el hermano del cadáver se llame tío Charly: Park Chan rinde tributo al tío Charly  de "La sombra de una duda" (Joseph Cotten), obra maestra de Hitchcock donde éste desarrollaba un personaje misterioso y posteriormente aterrador, que tenia en su cv el haber asesinado a varias mujeres en diferentes estados de USA, todas ellas ricas, después de haberse casado con ellas (soberbia interpretación de Joseph Cotten). En "Stoker", el tio Charly, tiene también sus problemillas, que se desvelarán hacia el final de la película. Todo ello contado con una estética donde queda tangible el sello oriental, con decorados impecables, exquisito uso del color y la simetría. Detalles que añaden mucho a la historia y a sus personajes y que transmiten un clima obsesivo y enfermizo.
Podríamos decir que el  75% de la película está bien contada y aunque en algunos momentos resulta muy críptica, la estética utilizada hace que se disfrute de ella. Es sólo en la parte final, cuando casi llegamos al desenlace, donde se acumulan los sucesos de una forma excesiva que estropea la valoración general del film. Se produce un desbalance entre el ritmo y cadencia de toda la primera parte de la película más bien lenta, y la cascada final de acontecimientos que se amontonan un poco a trompicones. Además, resulta excesivamente rebuscada y poco creíble toda la parte final del guión.
Son muy destacables las interpretaciones del famoso tio Charly, Matthew Goode, ideal para el papel de tío aparentemente perfectito, y siempre una gozada disfrutar en un pequeño papel de Jacki Weaver, a la que descubrimos en su impactante personaje de madre permisiva en "Animal kingdom" y que parece estar en racha después de aparecer en la sobrevalorada "El lado bueno de las cosas". Nicole Kidman y Mia Wasikoska dan bien el papel tanto física como interpretativamente hablando. Desmerece un poco Dermot Mulroney, el padre, al que le falta el punto especial del resto del cuadro de actores.
Pese al final, la película merece verse.
Interesante para:
  • amantes del thriller
  • aquellos que valoran directores con estética propia, estilizada  y armoniosa (ideal para la comunidad de diseñadores y artes de agencia de publicidad)
(Valoración: 6 sobre 10)











Comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo, me encantó la estética... incluso la música me pareció genial... Haber seleccionado a Emily Wells me parece que aporta con su música también decadente... pero el final... o la última parte de la película, hace perder bastante la magia y el suspenso que tenía... se termina haciendo un poco predecible...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA