"LE WEEK-END"

"Le Week- End" dirigida por Roger Michell y con guión de Hanif Kureishina es una película amarga sobre la relación de una pareja de mediana edad que lleva unida 30 años y vuelve a París, lugar donde pasaron su luna de miel, para celebrarlo. En este viaje conmemorativo la pareja protagonista muy bien interpretada por Lindsay Duncan y Jim Broadbent, además de reencontrarse con la ciudad, revisita su vida, hace un balance no estructurado de su situación, su salud de pareja y su vida profesional que en muchos momentos es depresivo y con un horizonte poco optimista. Se salpican algunas situaciones de humor, pero el gran peso lo tienen la desazón, la insatisfacción y los varios desencuentros de los dos protagonistas. El hecho de que la acción se sitúe en París no es casualidad, ya que la narrativa del film se asemeja  a la de títulos de la Nouvelle vague, además del homenaje concreto de Michell a dos secuencias de la película "Bande à part" de Godard (la larga carrera y el baile). 
Los diálogos a través de los que los personajes nos van descubriendo los motivos de las brechas en su relación no son fluidos sino que van surgiendo deshilachados e incompletos con la intención de que la historia y las situaciones resulten muy realistas. El primer tramo de la película es especialmente deshilvanado llegando a impacientar. Después, y sobre todo a partir de una cena en casa de un amigo del marido que vive en París (Jeff Goldblum), y que sirve de catarsis para la pareja, el discurso toma más cuerpo, es más compacto.
La película se centra en la interacción entre la pareja, donde la mujer es compleja, no muy fácil de comprender, llena de contradicciones y altibajos, y está verdaderamente en crisis. La audiencia tendrá que poner de su parte a la hora de dar sentido al personaje. El personaje del marido consigue mayor sentimiento de identificación ya que es más coherente y con menos aristas. El tercer personaje con cierto peso, el amigo encarnado por Jeff Goldblum, es mucho más superficial que los dos anteriores y como consecuencia más feliz. El personaje de Goldblum es espejo del de  Jim Broadbent, "aparentes" winner y loser respectivamente, aunque la película es en realidad un retrato de losers de diferentes tipologías.
Teniendo este film muchos elementos en común con "Antes del anochecer"(Richard Linklater): una pareja valorando su relación, su pasado y sus expectativas de futuro con todo el peso en dos actores y sus conversaciones, "Le week End" resulta un poco monótona, incluso desconcertante a veces (quizás propiciada por haber buscado tanta inspiración en el cine francés de los 50) y sus protagonistas empatizan mucho menos que Ethan Hawke y Julie Delpy en su maravillosa saga.
(Valoración: 5 sobre 10)

Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA