"EL CONSEJERO"

"El consejero" es un thriller que se deja ver, pero no está a la altura de las expectativas generadas por los nombres que hay detrás. Dirigido por Ridley Scott y con un guionista aparentemente de lujo, el escritor americano Cormac McCarthy, (aclamado sobre todo por su novela "The road" y con otra novela que dio lugar a la película de los Coen, "No es país para viejos"), hubiéramos esperado bastante más. A partir de este trabajo podríamos pensar que es mejor que McCarthy siga escribiendo novelas que inspiren películas, en vez de que se pase a labores de guionista. Este primer trabajo suyo no es un acierto, es más, es justo el guión lo que falla en "El  consejero". El autor introduce diálogos enigmáticos y supuestamente trascendentes que algunas veces resultan interesantes, pero las más pretenciosos. La trama es demasiado opaca, y algunos de los personajes muy clichés (especialmente el de Javier Barden y con altibajos el de Cameron Diaz), siendo quizás esto una culpa compartida entre realizador y guionista.
La atmósfera y los personajes que intentan crear Scott y McCarthy nos remiten a otros títulos de cine negro como "Harper investigador privado (de Jack Smigh con Paul Newman) o "Chinatown"(Roman Polansky) donde aparecían una interesante galería de personajes inquietantes y atractivos, algunos incluso excéntricos. Desafortunadamente, el caso que nos ocupa se queda en un intento fallido que por la exageración raya en lo ridículo.
En cuanto al reparto, lo mejor con diferencia es un Brad Pitt muy bien ajustado a su personaje: desde su actuación a su vestuario y actitudes. Le sigue Michael Fassbender, actor versátil, también bien en su papel de hombre más ambicioso que valiente. Penélope Cruz correcta. Cameron Diaz sorprende en general para bien, pese a que su personaje es también a veces muy "cartoon". Contra todo pronóstico interpreta a una mala malisima,y su físico esta vez juega al servicio de transmitir una personalidad fria y malvada, un poco reptil. En el caso de Javier Bardem, su caracterización es excesiva, a un paso de la caricatura. De hecho Barden debería evitar el repetir demasiado a menudo papeles donde para crear el personaje abusa de la transformación de su físico ("Skyfall"), herramienta que dada su calidad como intérprete es totalmente innecesaria y le puede llevar al encasillamiento.

En resumen, una buena producción con los actores más en el candelabro imaginables y con un diseño de producción de calidad. Un paquete final que pese a lo "críptico" del argumento, tiene la virtud de mantener el interés hasta el final y contener un par de escenas violentas y una sexual interesantes que demuestran que en el peor de los casos, Ridley Scott rueda muy bien. (Valoración: 5 sobre 10)




Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA