"DALLAS BUYERS CLUB"

"Dallas Buyers Club" es un cuidado biopic del realizador Jean-Marc Vallée sobre Ron Woodroof, un electricista homófobo de costumbres sexuales relajadas al que diagnostican de Sida y pronostican un mes de vida. En aquel momento, 1986, el único fármaco disponible en USA era el AZT y había toda una serie de intereses entre la FDA (Admon de Alimentos y medicamentos) y los laboratorios dominantes para no facilitar la entrada de nuevos medicamentos de otros países. Ron luchará contra el establisment en busca de tratamientos alternativos.Vallée construye una película compacta, contundente, de calidad, por varias razones. Por encima de todo cuenta con la baza de dirigir a Matthew McConaughey que logra una interpretación deslumbrante que le ha llevado merecidamente al Óscar. Con otro actor, la película seria otra película. Además, se basa en un guión que equilibra bien los diferentes ejes narrativos con un clarísimo énfasis en la cruzada del personaje por hacer llegar otros medicamentos a los enfermos en USA y luchar contra la FDA, pero sin dejar de contarnos otros aspectos de su vida a partir de saber su enfermedad y sus terribles consecuencias. El realizador nos acerca a las dimensiones que son relevantes en la historia de este hombre: el desprecio y escarnio que sufre en sus círculos al relacionársele con el colectivo gay (previamente rechazado por él mismo), el progreso de la enfermedad y su deterioro físico. Sabe encontrar el tono dramático justo que permite al espectador hacerse cargo del calvario del protagonista en todos los frentes que tiene abiertos pero sin deleitarse, sin cargar las tintas. 
Tenemos que detenernos en celebrar la espectacular interpretación de Mathew McConaughey. El actor se enfrenta a un personaje muy rico que plantea muchos desafíos. McConaughey debía transmitir bien el deterioro físico y los episodios más críticos de la enfermedad, pero sobre todo tenia el reto de hacer creíble el cambio profundo de valores y de creencias del personaje antes y después del diagnóstico. De macho alfa con mentalidad poco tolerante y entendimiento hedonista de la vida, a ser una persona con una determinación y un firme propósito que trasciende sus propios intereses. Su actuación tiene la sobriedad y economía gestual de los grandes. McConaughey consigue que nos creamos la evolución del personaje y que le queramos. Jared Leto tampoco se queda atrás. En su papel de transexual es el perfecto contrapunto al personaje de McConaughey. También es un acierto contar con Jennifer Garner en el papel de doctora Eve Saks, amiga  de ambos personajes.
La película, próxima a un código documental, transmite realidad. La suma de una perfecta elección de actores y unos excelentes trabajos de fotografía, ambientación, maquillaje (Óscar 2014) y localizaciones tienen como resultado una historia que llega.
(Valoración: 8 sobre 10).








Comentarios

  1. Y por si todo lo arriba comentado por la Sra. Danvers fuera foco, yo añadiría que la película conmueve en todos los frentes que aborda: te conmueve el protagonista y su evolución, te conmueve su amigo transexual, te conmueve la médico que tiene la manos atadas en un sistema machista que la trata como una simple herramienta del sistema y te conmueve la situación que el protagonista se encuentra al otro lado de la frontera, en México.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO