"LAS VIDAS DE GRACE" ("Short term 12")

La segunda película del realizador y guionista Destin Daniel Cretton, "Las vidas de Grace"es excelente. Basada en un corto del mismo realizador que ganó el Premio del Jurado en Sundance 2009, el film se acerca al día a día de una casa de acogida de corta estancia (de ahí su titulo original "short term") para niños y adolescentes. La protagonista, Grace (Brie Larson) una de las profesionales del centro, maneja con mucha más facilidad el ayudar y empatizar con los chavales que el superar su tortuosa infancia. 
Con un tema tan delicado como éste: niños y jóvenes destrozados por un ambiente familiar desestructurado y con abusos, hubiera sido fácil naufragar en un océano de exceso emocional, sin embargo el realizador ha sabido calibrar cómo los personajes manifiestan sus estados y sentimientos desde el guión y desde la forma de conducir a los actores con la austeridad y la contención como consigna. Menos es más. Más sinceridad, más intimismo, más credibilidad, más identificación con las duras biografías de cada chico que pasa por el centro. Cretton dibuja escenas muy únicas como el principio y el final de la película que forman un círculo perfecto, o la escena de máxima confidencia entre nuestra protagonista Grace y la nueva chica en el centro que hacen espejo, o la escena en el sofá que cuenta tan bien la complicidad de Grace con su pareja. 
Las interpretaciones son otro de los pilares que permiten al realizador llegar al buen resultado integral de la película. Brie Larson como Grace, y su novio, John Gallagher JR., actor y cantante, perfectos en sus papeles y los chavales, especialmente la adolescente, Kaitlyn Dever, también muy creíbles.
Además, el realizador demuestra su gusto en cada encuadre, en cada plano y se vale de recursos formales para hacer un delicado y esmerado "crafting" de la película que tiene una consecuencia que va más allá de lo estético ayudando a conmover, a provocar toda una gama de sensaciones. Utiliza una luz blanca matizada combinada con notas de color acordes con el mundo infantil-adolescente que transmiten calidez  y potencian la idea de lo que el centro de acogida significa para esos niños: un microcosmos, una burbuja entre su infancia y su salida a la edad adulta. Un paréntesis donde los niños se sienten seguros frente la amenaza de sus hogares aunque no a salvo de sus fantasmas. También una cuidada banda sonora construye las emociones requeridas en cada escena.
El resultado final es una película preciosa y delicada que pone el foco en las consecuencias tremendas de los malos tratos en la infancia pero dejando ver una luz al final del túnel. Su mayor virtud es no restar drama al relato aunque sin derivar en melodrama, ni tampoco llevarnos a los mundos de Yupi. (Valoración: 8 sobre 10



Comentarios

  1. A mi parecer John Gallagher es un muy buen actor, además de músico claro, y me gusta todo lo que hace, es especial la serie the newsroom que ya tiene tercera temporada!

    ResponderEliminar
  2. Yo no le conocia y me ha parecido muy convincente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO