LA CHICA DANESA: DEMASIADO LANGUIDA



Tom Hooper, (El discurso del rey), dirige esta película basada en la novela de David Evershoff. La historia está inspirada en la vida de Einar  (Eddie Redmayne) y Gerda Wegener Alicia Vikander, un matrimonio de pintores daneses de principios del siglo XX. Einar descubre de forma casual su condición de mujer transexual.
Hooper hace un film donde la estética prevalece sobre todo lo demás. El director ha marcado un código armonioso, preciosista, femenino, que impregna no sólo la parte visual sino el registro de los actores, el tono general, y que resulta poco compatible con la impactante realidad a la que se enfrenta el personaje, especialmente en aquellos años donde ni siquiera a nivel médico se entendía esta problemática. Pero es principalmente la mala definición del personaje de Einar/Lily, la gran culpable del fracaso de la historia, fallo no achacable a Eddie Redmayne sino a las directrices marcadas. Parece que la novela en que se basa la película no es verdaderamente una biografía de la vida del matrimonio, sino una versión edulcorada de la misma, transformada en una historia de amor incondicional de Gerda hacia Einar. Esa re-interpretación podría haber sido creible, lo que no lo es en absoluto es la forma en que se plantea cómo el personaje de Einar "por casualidad" descubre que su verdadera naturaleza está circunscrita a una identidad femenina y que antes de ese descubrimiento la relación del matrimonio funcionaba en todas sus dimensiones como un reloj.
Hooper no nos pone fácil entender como Einar ha podido tener una vida feliz como hombre casado con una mujer y de repente descubrir que en realidad debería vivir dentro del cuerpo de una mujer. Una película de cuidadas localizaciones, vestuarios (maravilloso trabajo de Paco Delgado-nominado al Oscar), fotografía, etc, que no engancha al no permitir entender la evolución del personaje. (Valoración: 5 sobre 10).

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO