EL RENACIDO: IÑARRITU, SIEMPRE UN PASO MAS ALLA



Todavía con Birdman en la retina, Alejandro Iñarritu vuelve con otra ambiciosa historia, pero totalmente distinta, inspirada en un legendario explorador americano. Hugh Glass (Leonardo Dicaprio) es un trampero que trabaja como guía y cazador para el ejército de USA. En una expedición resulta herido, circunstancia que aprovecha John Fitzgerald (Tom Hardy), alguien que le detesta profundamente.
Iñarritu nos mete de lleno en la historia de venganza de Glass. Lo que más le preocupa es transmitir la fuerza del personaje de DiCaprio y poner el planteamiento de rodaje al servicio del realismo. Igual que en Birdman utilizó el recurso del plano secuencia para crear una experiencia casi teatral, haciéndonos deambular pegados a Michael Keaton, aquí decide rodar con luz natural de la mano de Emmanuel Lubezki con lo que eso significa a nivel de producción (sólo 3 horas válidas al día, un rodaje de 9 meses). Además, se ocupa de poner la cámara de forma que vivamos en primera persona sus peleas, su lucha contra la naturaleza, su miedo, su dolor físico y emocional. En suma, que nos sincronicemos con la psicología del protagonista.
Siendo largo el metraje y pasando gran parte del film solo con DiCaprio, Iñarritu imprime un buen ritmo y sorprende al espectador con intensos momentos de acción a partir de peleas, ataques indios, etc, magníficamente rodados (nos preguntamos si hay algo que se le de mal a este realizador) y siempre con ese objetivo de meter al espectador dentro de la acción.
Hay una buena definición de personajes: el poco experimentado capitán Henry (Domhnall Gleeson), el mezquino y prejuicioso Fitzerald, y Dicaprio, esplendido, con la venganza como "gasolina" para sobrevivir. Un personaje difícil casi sin diálogos, prácticamente solo durante el 80 % de sus escenas.
La película es muy estética, además de por la luz mágica, por los paisajes majestuosos aunque despiadados y también por las escenas que representan los sueños de DiCaprio que nos ayudan a entender lo que tenía en la vida y el valor de lo que perdió.
Iñarritu nunca se conforma, siempre intenta llegar a la excelencia y consigue lo que quería con esta historia, ofrecer una experiencia sensorial. (Valoración: 9 sobre 10).

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO