TRUMBO: MENOS DE LO ESPERADO

Jay Roach, cuenta la historia del brillante guionista americano de los años 50 Dalton Trumbo. Trumbo fue una de las personas que durante la caza de brujas liderada por Joseph McCarthy estuvo en la famosa lista negra, tuvo que ir a la cárcel y una vez fuera, se vió obligado a trabajar bajo seudónimo durante años.
La clave de esta película reside en como Bryan Cranston, actor conocido por Breaking bad, da vida y dota de verdad al personaje de Trumbo. Prácticamente presente en todos los planos, el actor lleva sobre sus hombros el peso de un film que a nivel narrativo es poco interesante. Siendo la historia de calado y la personalidad de este hombre muy rica, el desarrollo del guión no está a la altura. El director no es capaz de crear una curva de tensión/emoción apropiada, no juega con reforzar determinados momentos de la vida de Trumbo (cuando la historia sí los tiene). Es un discurso cronológico donde los muchos sucesos clave de la vida del guinista se cuentan de forma muy plana y monocorde. Gracias a que Cranston trabaja a fondo el personaje y lo llena de gestos, rituales, manías que conforman a alguien curioso, contradictorio, con principios y al mismo tiempo antipático y difícil a menudo, se consigue mantener la atención. La interpretación de Cranston por la que fue nominado como mejor actor en los Oscars 2016, y sus escenas con Helen Mirren como Hedda Hopper son lo más reseñable del film, las únicas que consiguen una cierta intensidad emocional.También es destable el parecido que logra Dean O'Gorman en su interpretación de Kirk Douglas, con un body language idéntico al del actor. No saca sin embargo demasiado partido al personaje de la esposa de Trumbo, interpretada por Diana Lane, que solo tiene una escena donde no es paisaje (frente a un espejo hacia el final del film), y llama la atención lo torpemente que se produce el cambio de actriz para el personaje de la hija que en el periodo en que su padre está en prisión (11 meses) de niña pasa a convertirse en adulta de forma abrupta (Elle Fanning). 
La película perdiendo su posibilidad de contar una gran historia, interesará sobre todo a los amantes del cine de Hollywood de esa época. La recreación del ambiente, y sobre todo el "morbo" de ver el papel que jugaron y dónde se posicionaron algunas de las grandes figuras de la época es el mayor aliciente. (Valoración: 6 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA