DESPUES DE NOSOTROS: MONOTEMATICA

Joachim Lafosse ("Perder la razón", "Los caballeros blancos") dirige esta película sobre Marie (Berenice Bejo) y Boris (Cedric Kahn), un matrimonio con dos hijas pequeñas que ha decidido separarse.
A diferencia de sus anteriores películas la situación que Lafosse retrata aquí es común y corriente y está exenta de complejos ángulos psicológicos: la dolorosa fase final en la separación de una pareja. Situación en la que sale lo peor de cada uno, los reproches, la falta de objetividad y la necesidad de salir del acuerdo lo mejor parado posible (en lo material y en lo referente a los hijos). El campo de juego o mejor, de batalla, que establece el director es el hogar aún compartido. La película se desarrolla enteramente en la casa lo que le permite enfatizar una sensación claustrofóbica, obsesiva pero que a ratos resulta monótona. El lenguaje formal y lo que sucede pretende, y consigue, ser muy realista. Realista desde el guión, ya que todo lo que plantea es como la vida misma, y desde la naturalidad de las interpretaciones donde sobre todo destaca Berenice Bejo ("The artist") que lleva el mayor peso y tiene un personaje con más cambios emocionales.
Llama la atención que prácticamente todos los trapos sucios giren en torno a lo económico (el título original es L'economie du couple"). Aunque el dinero y su reparto sea "lo que toca" en ese momento, hubiera sido más rico entresacar los motivos reales de la brecha de esa pareja, que se intuye tienen que ver con la diferencia de clase social. La reiteración del tema económico en las peleas resta atractivo, una pena porque la película sube cuando escapa un poco de ellos, como la escena en la que gracias a las niñas y a una canción la pareja revive por unos minutos los momentos en que eran una familia feliz.
Si en sus anteriores trabajos encontrábamos que a veces se excedía en ser críptico y contar historias de forma  demasiado abierta, en este caso le vemos demasiado plano y sin matices, tanto, que la pregunta es cuánto de interesante es. No se trata de tener que llegar a extremos dramáticos (¿Quien teme a virginia Woolf?" ) para interesar, pero Lafosse aquí no desvela ni te hace pensar sobre nada que no sepamos. (Valoración: 6 sobre 10).




Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA