SING STREET: BUEN ROLLO

IJohn Carney dirige y firma el guión de una nueva película en la que la música es protagonista absoluta ("Once", "Begin again"). Irlanda alrededor de 1985. Connor (Ferdia Walsh Peelo), un chaval de 16 años cambia de colegio dada la precaria situación económica familiar. Se enamora de Ann (Kelly Thorntony decide montar una banda de música para impresionarla. 
Menos ambiciosa que la insuficientemente valorada "Begin again", lo nuevo de Carney es una historia muy sencilla con el claro enfoque de hacer una pieza de entretenimiento sobre el amor en la fase de la adolescencia. Aunque se retratan situaciones de cierto dramatismo como la mala relación de los padres, el bullying, la agresividad de algunos profesores, etc, el tratamiento que se hace es muy liviano. El tono es distendido y la música el elemento clave. La película tiene momentos muy divertidos, especialmente las escenas donde graban los video clips así como las transformaciones de look de Connor según le influyen más unas bandas u otras.
Los dos jóvenes protagonistas son un descubrimiento, tienen frescura y capacidad de comunicar. Kelly Thornton, la chica, tiene muchísimo encanto y unos expresivos ojos, y los compañeros de banda son variopintos y conforman una banda curiosa. A estos actores más nuevos les acompañan Aidan Gillen (Meñique en Juego de Tronos) y Maria Doyle Kennedy, frecuentes y experimentados en el cine y TV británicos. Jack Reynor ("Noche real") como el hermano de Connor está un poco forzado en su papel de "consejero", un personaje un poco cliché. 
Una película ideal para pasar un buen rato y que gustará sobre todo a los nacidos en los 60 ya que la música que llena el metraje, a parte de algunos temas compuestos para la película, son éxitos de grupos de los 80: Clash, The Cure, Daryl Hall & John Oates, Duran Duran... (Valoración: 6 sobre 10)








Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS FABELMAN: 100% SPIELBERG

THE QUIET GIRL: LA BELLEZA DE LA SENCILLEZ

EL TRIÁNGULO DE LA TRISTEZA: FEROZ LUCHA DE CLASES