CLASH: MUCHA REALIDAD

Mohamed Diab, guionista y director egipcio que en su primer film "Cairo 678" hablaba sobre el trato a la mujer en su país, continúa poniendo el foco en los problemas de la sociedad egipcia. La acción se sitúa en El Cairo en 2013, justo después de que Morsi fuera derrocado. En medio de fuertes revueltas en la calle, la policía detiene sucesivamente a unos periodistas y una buena cantidad de ciudadanos, unos partidarios de los Hermanos Musulmanes y otros del Ejército, a los que trasportan en un furgón.
Como dice Diab, su película "no es sobre política, sino sobre lo humano". Un grupo de personas de ideas encontradas comparten un espacio muy reducido, viviendo una situación de tensión máxima. La película no puede estar mejor contada, el director tiene a más de 12 actores metidos en una réplica de furgón real durante toda la duración del film, pero consigue que no sea monótona en ningún momento. Conjuga perfectamente momentos donde somos testigos de las reacciones de todo el grupo ante situaciones en las que se ven amenazados por elementos del contexto turbulento en que se encuentran (los militares que les trasportan, la propia turba...), con momentos de cierta intimidad entre algunos de los personajes donde se nos acerca brevemente a las historias individuales. Un matrimonio con un hijo adolescente, una chica joven y su abuelo, dos periodistas (estos inspirados en personajes reales)... Es un film coral donde el director nos transmite lo convulso del momento, la dificultad de las personas para entender los puntos de vista de los demás y la facilidad con la que rápidamente aplicamos los prejuicios. Las reacciones de los personajes son realistas y convincentes.
Un rodaje dificultoso ya que apenas hay espacio para mover la cámara (8 metros cuadrados), pero el director resuelve muy bien, con una buena dirección de fotografía y un estupendo montaje.
Un final abierto que no molesta porque tiene toda la lógica considerando que lo que el director quiere compartir es la situación de caos, de falta de claridad sobre quien es quien, la incierta división entre los bandos, y la sensación de zozobra en la que los ciudadanos se encuentran donde en realidad lo único cierto es que todos son perdedores. (Valoración: 8 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO