CUSTODIA COMPARTIDA: DEMOLEDORA

El francés Xabier Legrand dirige esta película centrada en los malos tratos, un tema sobre el que el director quiere poner foco dado que en Francia es un problema de primera magnitud. Myriam (Lea Drucker) y Antoine (Denis Menochet) son un matrimonio que se ha separado. El padre tiene la custodia compartida de sus dos hijos, pero ninguno de ellos quiere verle.
La historia comienza como un drama familiar y a medida que se desarrolla se convierte casi en una película de terror. La estructura narrativa y el lenguaje son muy directos y sencillos, con la cámara muy encima de los personajes captando su mirada, casi su respiración. Una forma de contar que en el primer tramo resulta poco variada, si bien consigue crear un ambiente de opresión y claustrofobia.
Lo mejor de la película es tocar un tema tan relevante, y dentro del mismo, poner de relieve cómo los padres utilizan a los niños como herramienta de control e información del "ex-hogar", desestabilizando a toda la familia. Además, el niño que interpreta a Julien, Thomas Gioria hace un fantástico trabajo sin sobre-actuar comunicando su angustia, frustración, su miedo. Una película que impacta y cuyo último tramo es contundente y demoledor, bien rodado y montado, pero quizás el global del relato es demasiado unidirecional, por el caso elegido y la forma de contarlo donde el director parece haber trabajdo sabiendo como quería el final y del final ha elaborado la historia. Todo es muy explícito, de trazo grueso. Incluso el actor que interpreta al padre de gran corpulencia y aspecto zafio. Me parece más interesante la forma de abordar el problema en “Te doy mis ojos”. Da una visión más completa y rica del problema, con más matices, a partir de los puntos de vista no solo de los dos protagonistas, también de su entorno. Una película que arrojaba luz sobre el interior del cerebro tanto de víctima como de verdugo en un tema tan complejo y dificil de comprender. A la hora de crear conciencia social cuando se trata de violencia física su condena es unánime, cuando es psicológica es menos fácil de determinar e identificar y por tanto peligrosísima. (Valoración: 6 sobre 10)

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO