UNA RAZON BRILLANTE: PREVISIBLE

Yvan Attal dirige esta película sobre Neila Shala (Camelia Jordana), una joven argelí que comienza a estudiar derecho en la universidad. Por una serie de razones Neila se presentará a un concurso de retórica que se produce entre universidades, competición para la que la preparará el conflictivo profesor Pierre Mazard (Daniel Auteil).
La historia se basa en el mito de Pigmalion, situando la acción en el contexto universitario teniendo como protagonista a una chica con mucho carácter, hija de una familia humilde inmigrante. El personaje de Auteil es el del típico hombre inteligente, muy bueno en cuanto al dominio de su materia pero muy polémico, políticamente incorrecto, algo que le trae muchos problemas.
La estructura de la historia va en paralelo a las etapas de la competición donde participa la estudiante. Todo en la película es bastante previsible y convencional, siguiendo las típicas fases. Desencuentro inicial ya que las dos personas trabajan juntas por obligación y no tienen aparentemente ninguna afinidad, etapas donde la relación fluye mejor y nuevos conflictos. Se alternan momentos más emotivos y otros con cierto humor.
Lo mejor son los dos actores. Daniel Auteil ( "La viuda de Saint Pierre","Cache"), un clásico del cine francés con una dilatadísima carrera que lamentable e inexplicablemente ha perdido brillo de un tiempo a esta parte y Camelia, una actriz con carisma que obtuvo el premio Actriz Revelación en los Cesar por este film. Una historia un poco trillada, pero entretenida, con algún momento más especial  como las declamaciones en pleno metro. (Valoración: 5 sobre 10).

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO