LUCKY: CABALLERO DE TRISTE FIGURA

El actor John Carroll Lynch muy conocido por su trabajo en el cine ("Fargo") y en series ("Channel zero") , dirige su primera película. Lucky (Harry Dean Stanton) es un hombre mayor que lleva una vida rutinaria en un pequeño pueblo del oeste de USA.
Cuando se define un personaje con tanta personalidad y sobre todo se encuentra al actor idóneo para darle vida, todo funciona. Aquí incluso ha habido un cierto trasvase de la biografía del actor al personaje.
La historia es sencilla pero tiene más trascendencia de la que parece. En el pueblo hay pocas novedades, reina la tranquilidad, todos se conocen y hay poco que hacer. Las grandes actividades son acudir al dinner por el día y tomar una copa por la noche, pero dentro de Lucky pasan muchas cosas. Enfrentarse al hecho de que nada dura eternamente y menos la propia existencia no es tarea fácil, un viaje de aceptación donde se encuentran y chocan emociones y surgen marejadas internas. Todas ellas contadas suavemente, desde detalles casi imperceptibles que engancharán con la sensibilidad del espectador y resultan enternecedoras. Nunca llegan a tratarse de forma descarnada, todo se maneja con un punto de humor.
El actor, este fabuloso protagonista de "París Texas" y gran secundario de títulos como "Alien, El Octavo pasajero" o "Twin peaks", consigue que nos pongamos en sus zapatos y queramos ayudarle en su proceso. Un personaje solitario al que descubrimos diferentes facetas y partes de su vida a partir de pequeños detalles o conversaciones a veces casuales. Un actor con un físico especial que resulta conmovedor, su silueta, o solo seguir sus pasos en su rutina diaria nos conmueven. Su forma natural y sin complejos de estar en el mundo, por ejemplo en el jardín en ropa interior y botas de agua, nos saca una sonrisa de cariño. 
El film tiene varios grandes momentos por ejemplo la escena de la fiesta con los latinos donde Lucky se arranca a cantar, las conversaciones a veces filosóficas en el bar con sus amigos (entre los que está David Lynch), o la visita a su casa de la camarera del dinner, tan de verdad. 
Una pequeña pero estupenda película con un gran personaje, último trabajo de Dean Stanton que falleció en Septiembre de 2017 poco después de acabar el film. Incluyo el merecido y precioso homenaje que hizo al actor "Días de Cine" (Valoración: 7 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA