LAS DISTANCIAS:¿AMIGOS PARA SIEMPRE?

Elena Trapé ("Blog") dirige esta película. Tres amigos de la universidad y la novia de uno de ellos, deciden visitar por sorpresa a Alex que lleva unos años viviendo en Berlín.
La historia de amistad de estos amigos y el verdadero estado de salud de la misma es el tema central de "Las distancias". Un fin de semana que debería ser un momento de alegría y celebración por volver a estar juntos, se torna agrio y pone de manifiesto las brechas existentes en las relaciones entre ellos. Historias de soledad e insatisfacción de los personajes en sus vidas. Falta de comunicación entre ellos. Problemas históricos que han dejado heridas curadas en falso. La dinámica que se genera entre los personajes se puede dar en cualquier grupo de amigos, todo nos resulta familiar pero no cliché o ya visto. El tema de la amistad es siempre interesante, un asunto que se toca mucho y bien en el cine francés ("Pequeñas mentiras sin importancia", "El nombre") casi siempre con un punto de humor y que aquí Elena Trapé aborda desde la seriedad. Poniendo sobre la mesa lo difícil que es considerar que lo que en un momento dado fue un vínculo que parecía indestructible, puede haberse desvanecido.
Olivia, el personaje que más peso tiene, está muy bien interpretado por Alejandra Jiménez ("La pecera de Eva"). Una estupenda actriz que hace que sus personajes sean de carne y hueso. Alejandra  interpreta a la líder del grupo y la más interesada en que la unión entre ellos sobreviva. Es el personaje más rico y el que guarda mayor dificultad ya que protagoniza escenas clave donde está ella sola, situaciones planteadas de forma muy inteligente que nos cuentan muchísimo del personaje y sus sentimientos, muy bien resueltas por Alejandra. Guille (Isak Ferriz), el amigo emponzoñado que saca de forma agresiva sus complejos. Eloi (Bruno Sevilla) el “pupas” del grupo. Alex, el amigo visitado del que tanto se desconoce, interpretado por un excelente Miki Esparbé, un actor versátil ("No se decir adiós") en el que es imposible no reparar incluso aunque su papel no sea grande.
El guión está bien escrito, es muy hábil para generar situaciones y diálogos que sacan los secretos y sentimientos de los personajes de forma natural, nunca es obvio o simple y deja al espectador alguna franja abierta sobre la que especular. (Valoración: 7 sobre 10).






Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO