ERASE UNA VEZ EN... HOLLYWOOD: FABULOSOS PITT Y DICAPRIO

Quentin Tarantino ("Django desencadenado", "Malditos bastardos") dirige y escribe el guión de su novena película, ambientada en el Hollywood de finales de los 60. Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) es un actor de TV y de cine encasillado en el papel de villano, con una carrera en declive. Cliff Booth (Brad Pitt) ha sido su doble en muchas ocasiones y desde hace años le acompaña y se ocupa de hacer para él todo tipo de funciones. Rick alquila una casa en Los Angeles justo al lado de donde viven Roman Polanski y Sharon Tate (Margot Robbie).
Este trabajo de Tarantino es sobre todo una declaración de su amor por el cine. Tiene todas sus señas de identidad si bien con una dosis de violencia reducida. La película está cargada de sentido del humor en muchos diferentes registros y a través de herramientas variadas, y es sobre todo un auténtico despliegue a nivel técnico, con una producción impoluta, cuidada con mimo que recoge el espíritu de unos tiempos que resultan tan fotogénicos.
Más allá de la historia en sí, cuyo desarrollo es quizás lo más flojo de la película, (a veces pierde un poco el hilo por recrearse en algunas escenas), el golpe maestro es la pareja protagonista. No se si se habrán llevado de verdad bien o no Pitt y Dicaprio, pero lo que transmiten es una complicidad máxima, un encaje perfecto tanto de cada uno en su personaje, como en su funcionamiento como pareja de jefe-empleado y sobre todo de amigos que se guardan absoluta confianza. Los dos están magníficos, pero el papel de Pitt es francamente maravilloso. Un hombre con solo unas cuantas reglas básicas para comportarse a las que nunca traiciona, caiga quien caiga. Con el personaje de DiCaprio Tarantino retrata de forma divertida los altibajos emocionales de cualquier actor, siempre sometido a las dudas sobre su carrera, lo efímero de los momentos de satisfacción y las constantes incertidumbres y auto-flagelaciones. También hay que mencionar la interpretación de Al Pachino, en un papel secundario pero lucido. Margot Robbie está guapísima, pero su personaje y el rol que juega es un poco insustancial.
La película entretiene, divierte, es muy estética y tiene algunas grandes secuencias, como la de Pitt en el poblado de los hippies. Genial de principio a fin. Así como la de Bruce Lee, de lo más divertido. Además de para los seguidores de Tarantino, el film es especialmente interesante para fans del cine clásico de Hollywood, que disfrutaran con la recreación de ese universo de la misma forma que sucedía con "Ave Cesar" de los Coen(Valoración: 8 sobre 10).



Comentarios

  1. Erase una vez....es una gran película, no cabe duda. Pero no la mejor como intenta convencernos la crítica oficial. Viendo el film no puedo dejar de pensar que el Tarantino de hace unos años le hubiera dado más garra a los diálogos y a las situaciones. También pienso que Brat Pitt tiene un chasis que aguanta con el paso de los años como una roca de Pedraza y que le des lo que le des lo hace bien, aunque también pienso que su personaje hubiera ganado siendo más decadente, más hecho polvo y menos esa persona por la que cualquier ser vivo se cambiaría aunque en el cambio perdiera 15 años de su vida. Y pienso también que Tarantino se va a retirar(según sus propias palabras) cuando estará lo más maduro y menos referencial de toda su vida. Pero bueno. Yo no sé por qué opino si el Fotogramas dice que los odiosos 8 es su peor película y a mi me parece de lo mejor que ha hecho. Esta claro. La critica y yo no nos ponemos de acuerdo. Menos mal que esta su crítica amateur para dar luz señora D.

    ResponderEliminar
  2. Ay Anonimo que buenos thinkings tienes¡ A mi me encanta el personaje de Pitt, es un hombre muy sencillo pero muy coherente, algo que sorprende cuando se presenta al inicio.La peli mas que buena es muy disfrutable creo yo.Le puse un 8 porque su imperfeccion (el guion no es muy potente) funciona muy bien, creo yo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO