EL CINE QUE DEJÓ 2019

2019 ha sido un año inmejorable. Muchos títulos de calidad de diferente procedencia, muy buenas historias de mujeres rodadas por mujeres ("Próxima""Retrato de una mujer en llamas" o "Mujercitas"). Recuperamos nuestra película anual de Woody Allen y Brad Pitt ha vuelto a lo grande en su faceta de actor ("Ad Astra", "Erase una vez... en Hollywood").
El cine español ha traído varias buenas historias muy bien producidas. "Dolor y gloria""Mientras dure la guerra""Madre", inexplicablemente penalizada por la crítica. "Lo que arde", un código propio el de Laxe. Un gran documental sobre Las Meninas, "El cuadro""La trinchera infinita". La sensibilidad y el esmero de los tres directores vascos es una maravilla. Hay belleza en cada uno de sus planos aunque el contexto sea pobre y la historia descarnada. Se agradece, porque esto es algo que a veces el cine español parece entender como incompatible.
Mis favoritas son muy diferentes entre sí. "Hasta siempre hijo mio""Cafarnaun", muy conmovedoras. La primera con un tempo y una narrativa que te integra en el dolor de esos padres. La segunda, una historia sobre el lado más deplorable del ser humano. "Historia de un matrimonio", espléndido guión, tan real que genera una pena infinita. "El traidor", fascinante el personaje de Buscetta interpretado por Pierfrancesco Favino y que época convulsa tan bien retratada. "Tres idénticos desconocidos", un documental sobre una historia real contada como un thiller que parece increíble.
Y especialmente "Parásitos" y "Joker" dos trabajos sobre los que se puede debatir durante horas. Llenas de detalles que se descubren cuando las vuelves a ver, porque necesitas volverlas a ver. No es posible registrar a la primera todo lo valioso que tienen. "Parásitos" con un guión de una inteligencia superior. El director "echa miguitas" a lo largo del metraje que luego recoge crecidas y aumentadas. Cada frase y reacción del personaje del padre (Kang- Ho Song) es para enmarcarlo. Joker, con gran fuerza visual y muchas secuencias poderosas. Joaquin Phoenix, un genio que parece de plastilina porque en cada personaje se mueve, mira, ríe, de forma diferente. En esta ocasión además, ha sido posible que una película no palomitera ocupe el puesto 7 de las películas más taquilleras a nivel mundial. Un gran año!.



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA