LA VERDAD: ENORME DENEUVE

Esta es la primera vez que el japonés Hirokazu Kore-eda ("El tercer asesinato", "Después de la tormenta") hace un proyecto en Europa y con un reparto internacional. Fabienne (Catherine Deneuve) es una actriz famosa que acaba de publicar sus memorias. Su hija Lumir (Juliette Binoche) que vive en Nueva York llega con su hija y su marido (Ethan Hawke) para pasar unos días.
Kore-eda sitúa esta historia en su ámbito favorito, la familia, un territorio que ha explorado en numerosas ocasiones ("Un asunto de familia") y del que siempre saca aspectos nuevos. Aquí plantea una familia con una “reina sol”, el personaje de Deneuve, una mujer que es por encima de todo artista, antes que esposa o madre. Egocéntrica, prepotente, ha creado un personaje de ella misma que le permite hacer lo que quiere aunque la aleje de personas centrales para ella. El detonante alrededor del que gira el conflicto en la historia son esas memorias donde cuenta su vida a su manera, una versión muy diferente de la que recuerda su hija. Es un auténtico regalo ver a Catherine Deneuve en este personaje que parece tener algo de ella. Con esa elegancia que la caracteriza y su forma natural de llenar la pantalla borda un personaje que pese a su soberbia y endiosamiento tiene sentido del humor, de forma que no llega a caernos mal. El personaje evoluciona durante el film de una forma sosegada y creíble. En la relación y en las conversaciones con su hija aparecen todos esos grises, esas diferentes interpretaciones del pasado. La película va creciendo de una primera parte menos hilada, a un segundo tramo donde la relación madre-hija con todas sus aristas, encuentros y desencuentros encuentra su sitio.
Es una maravilla ver juntas a Deneuve y Binoche. Sin embargo, me gusta más cuando Kore-eda rueda en su entorno, donde logra ese tempo tan especial que tiene su cine, más silencioso, más contemplativo que invita con naturalidad a la reflexión. (Valoración:7. 5 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA