BELFAST: UNA JOYA

El actor y director irlandés Kenneth Branagh ("Frankenstein de Mary Shelley", "Asesinato en el Orient express") escribe el guion y dirige esta película en gran medida autobiográfica. Belfast años 60. Buddy (Jude Hill) es un niño inquieto y despierto de unos 8 años que vive feliz en Belfast con su madre Ma (Catriona Balfe), su hermano Will (Lewis Mcaskie), y su padre Pa (Jamie Dornan), que pasa mucho tiempo en Inglaterra por trabajo. Buddy pasa mucho tiempo con sus abuelos Grammy (Judi Dench) y Pop (Ciarán Hinds). Irlanda está en un momento convulso, en medio de la época conocida como “The troubles”
Qué trabajo tan bonito nos trae Branagh, una película cálida y sensible en la que se aleja de su habitual código más intelectual y distante. El director crea una historia bellísima en contenido y forma (una maravilla la fotografía de Haris Zambarloukos), sobre un periodo clave en la infancia de Buddy en la que se avecinan cambios derivados de la situación de violencia y enfrentamiento en el país. El director ha seleccionado un reparto de lujo en el que todos los actores principales son irlandeses, y divinos. Tanto los fotogénicos Dornan y Balfe, como los grandiosos Judi Dench y Ciaran. El niño Jude Hill debuta en este film, un verdadero descubrimiento, con un encanto y frescura que enamoran. 
La película tiene muchas secuencias memorables, desde la muy impactante escena inicial con la cámara girando alrededor de Buddy justo en una de las primeras revueltas que tienen lugar en la ciudad, pasando por el baile de los padres de Buddy, el tierno baile de los abuelos.., especialmente inspiradas las escenas que comparten Buddy y su abuelo, donde este último da muchos y atinados consejos al nieto sobre el amor. La banda sonora corre a cargo del también irlandés Van Morrison, una gozada. En resumen, una joya de película. (Valoración: 8. 5 sobre 10).



Comentarios

  1. Desde el punto de vista de la factura esta película es intachable: una dirección de fotografía increíble, un planteamiento de las secuencias perfecto, un montaje impecable. El problema es que el director quiere gustar, y de tanto querer gustar gusta poco. Porque podría ser una película sobre la infancia muy interesante lo malo es transformar esto en una feeling good mouvie, que es un género que me da un poco de grima: no puedo dejar de pensar todo el rato:"porque todos hablan riéndose? De que se ríen? Y esto es lo malo, que ese tono hace que no pueda uno identificarse con ningún personaje. Ademas, para que nadie se pierda nada, todo está súper subrayado... No se, esta película deja la misma sensación que dora Exploradora narrando las noticias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA