DRIVE MY CAR: SENTIMIENTOS GUARDADOS

El japonés Ryusuke Hamaguchi ("La ruleta de la fortuna y de la suerte"), que se ha convertido en poco tiempo en un director muy respetado por los críticos, escribe y dirige este film que representa a Japón en los Oscars 2022. Yusuke (Hidetoshi Nishijima), es un actor de teatro que viaja a Hiroshima para hacer el montaje de la obra de teatro de Chejov, "Tio Vania". En su estancia en esta ciudad se encontrará con un joven actor con el que se cruzó en el pasado y conocerá a Misuki (Toko Miura), su chofer, una persona con la que en principio no tiene nada que ver, pero con la que construirá una relación.
Hamaguchi, cuya última película “ La ruleta de la fortuna y de la suerte” nos dejó prendados, en esta nueva historia sigue profundizando en los sentimientos guardados de varios personajes en este caso traumatizados por historias dramáticas que han marcado su vida y han limitado su capacidad de ser felices. Si en la anterior película se generaban encuentros y conversaciones “terapéuticas”, en esta para los personajes la dificultad está en llegar a verbalizar aquello que les ha hecho sufrir. "Tio Vania", tiene mucha importancia en la trama, el protagonista está en cierta forma obsesionado con la obra y tiene muchos recuerdos emocionalmente fuertes ligados a ella. El personaje de la chofer es una chica con poca formación, muy humilde, opuesta al actor, que es un erudito con una vida sofisticada, pero su herida emocional les conecta. Hay un personaje muy bonito, una actriz sorda que tiene mucha fuerza. El personaje de joven actor es un poco extremo y no muy creíble.
El estilo del director es pausado, intimista, muy de silencios, algo que requiere entrar en la historia o ésta podría resultar larga (la película dura 3 horas), por lo que es conveniente elegir el momento adecuado para verla. (Valoración: 7 sobre 10). 



Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA