20.000 ESPECIES DE ABEJAS: TODOS SOMOS PERFECTOS

Estivaliz Urresola Solaguren escribe el guion y dirige esta película, su ópera prima. Ane (Patricia López Arnaiz) tiene tres hijos, Nerea, Eneko y Aitor. Ane y los tres niños van a pasar unos días a casa de su madre en un pueblo del País Vasco. A Aitor (Sofía Otero) de 8 años, algo le pasa, no está a gusto, algo le hace sufrir.
La historia que nos trae Urresola trata de las complejidades de la educación, de comprender las inquietudes y problemas de los hijos, y en concreto de tener que enfrentarse a un tema de identidad de género que además sucede a una edad temprana. Una situación que resulta difícil de comprender por el propio niño y asumir por su familia. La guionista y directora retrata muy bien las relaciones familiares. La relación entre Ana y su madre, no fluye. Hay mucho resquemor por ambos lados, derivado de la controvertida figura del patriarca desaparecido. Un hombre cuya brillantez profesional pesa como una losa sobre Ane. La interpretación de Patricia López es descomunal como siempre, una mujer con mucho encima, en un momento de cambios grandes en lo profesional y lo personal, que necesita darse tiempo a sí misma antes de aceptar lo que le pasa a Aitor.  La actuación de Sofia Otero, como Aitor-Lucia, es también fantástica. El otro personaje importante es la tía de Ane, crucial para que Aitor vaya encontrando la salida hacia la luz, gracias a la calma que esta mujer le transmite, y a la naturalidad de las conversaciones que mantienen mientras se ocupan del cuidado de las abejas. Este parece que va a ser el "Cinco lobitos" de este año, que ha conseguido premios en Berlín, en el Festival de Málaga y que conseguirá, seguro, muchos Goyas. (Valoración: 7.5 sobre 10).

 


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO