CINCO LOBITOS: MADRES

Alauda Ruiz de Azúa debuta en la dirección con esta película cuyo guion es también suyo. La película, las dos actrices protagonistas y el guion, fueron premiados en el Festival de cine de Málaga 2022. Amaia ( Laia Costa) y su pareja Javi (Mikel Bustamante), acaban de tener un bebé, Amaia está sobrepasada por la situación. Sus padres, Begoña (Susi Sánchez) y Koldo (Ramón Barea), la ayudan cuando pueden con la niña.
Alauda cuenta una historia sobre la evolución del personaje de Amaia que comienza muy necesitado de ayuda en su nuevo papel de madre, para pasar a madurar y llenarse de fuerza a partir de una situación familiar inesperada. Toda la película gira en torno a la maternidad, a la relación entre Laia Costa y Susi Sánchez, una relación nada idealizada, con sus imperfecciones, en la que muchos nos podemos reconocer. La película comienza mostrando la parte más sacrificada y desgastante de la fase inicial de la maternidad, que últimamente hemos visto en varias películas, muchas dirigidas por mujeres ("La hija  oscura"), pero en realidad lo que cuenta es el arco de un personaje al que no le queda más remedio que crecer, que gestionar una situación muy dura en la que es capaz de tomar las riendas y ser el tronco de la familia. Los personajes de las dos mujeres son bonitos, la madre una mujer un poco áspera, muy fuerte y sensata, muy pegada a la tierra. La hija más flexible y cariñosa. Con ellas está el padre más dependiente de su mujer de lo que podría parecer. Las dos actrices están extraordinarias, Susi Sánchez con mucha trayectoria, Laia Costa, muy natural y versátil, a la que descubrimos en "Foodie love", merecen todos los reconocimientos. Las conversaciones entre ellas, cómo se ayudan, sus encontronazos, su manera de expresar su afecto de forma contenida, son pura verdad. La película es muy emotiva especialmente en la parte final. (Valoración: 7. 5 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO