SLOW: NADA ES PERFECTO

La lituana Marija Kavtaradze dirige esta película. Elena (Greta Grinevicuite) es bailarina, y Dovydas (Kestutis Cicenas) es traductor de signos. Se conocen por trabajo e inmediatamente surge la chispa. Enseguida Dovydas confiesa a Elena que es asexuado.
La historia es sencilla, se centra en si la relación entre dos jóvenes, en la que uno no tiene interés en el sexo y el otro sí, puede sobrevivir. Dos personas que se gustan, se entienden muy bien, se ríen, son afectuosas. La historia analiza sobre todo el personaje de ella, una mujer que ha llevado una vida amorosa muy libre, de poco compromiso, donde lo sexual tenía mucha importancia. Para ella el cambio es importante porque a parte del tema sexual está el mantener una relación seria y sostenida con una persona.
Una historia sencilla, bien contada, rodada de forma que capta muy bien la intimidad de esta pareja, y con dos actores que actúan muy bien y que tienen mucha química entre ellos. La directora ganó el premio a mejor dirección en el Festival de Sundance. (Valoración: 6. 5 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO