PRISCILLA: FRIA Y MELANCÓLICA

Sofia Coppola ("Lost in translation", "The bling ring""La seducción"), dirige esta película basada en el libro firmado por Priscilla Presley "Elvis and me". Priscilla (Cailee Spaeny) es una adolescente de 15 años que vive en Alemania en una base militar americana porque su padre está allí destinado. A través de unos conocidos la chica consigue conocer a su idolatrado Elvis Presley (Jacob Elordi).
Con un tono melancólico, Sofia Coppola cuenta desde el personaje de Priscilla, y solo desde ella, las vivencias de sus años con Elvis Presley. La historia de enamoramiento de una adolescente que se convierte en la novia de un fenómeno de masas, que es su ídolo, es decir está enamorada de él antes de conocerle. Pero vivir una relación con un personaje público de dimensión estratosférica es también un caramelo envenado. Vive un sueño, pero a la vez debe aceptar de forma incondicional normas muy limitantes para su desarrollo y felicidad, como el aislamiento, la gran soledad en la que pasará esa etapa de su vida. Una relación que no era entre iguales, ni por edad, ni por ser él una celebridad.
Ella debe encajar en el estilo de vida de una persona aparentemente muy poderosa, pero en realidad extremadamente vulnerable, manipulada por varias personas (su padre, su manager...), dependiente de los barbitúricos. Coppola no dulcifica las partes oscuras de Elvis (infidelidades, alteraciones de carácter, agresividad), pero tampoco se ensaña, muestra más bien a alguien enfermo. 
Cailee Spaeny hace un buen trabajo al igual que Elordi, pero la historia te deja frio. Interesante que se estrene después de "Elvis" de Baz Luhrmann, una película que es todo lo contrario, que emociona, y al menos para los fans de "Elvis", te hace sufrir con él la cara B de su vida, su autodestrucción. En la película de Sofia Coppola se observa más que se vive. (Valoración: 6 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO