"EL JUEZ", DRAMA FAMILIAR BIEN RESUELTO

"El juez", del realizador David Dobkin, toca un tema relativamente frecuente en el cine americano, la mala relación histórica entre un padre y un hijo, pero la desarrolla de forma creíble y muy diferente. Hank Palmer (Robert Downey JR) es un abogado de éxito que tiene que volver a su lugar de origen al fallecer su madre. El día del funeral, su padre, (Robert Duvall), prestigioso juez de la localidad, es acusado de atropellar y matar a un ex-convicto. Downey, cuya relación con su padre es inexistente, tendrá que actuar como su abogado defensor.
El realizador nos regala a Robert Duvall en el rol de juez, soberbio como siempre, y le enfrenta a otro actor capaz de compartir plano con él sin ser fagocitado. Downey está totalmente a la altura y las escenas compartidas por ambos nos brindan un magnífico duelo actoral. Los dos personajes son muy contundentes. El juez, Robert Duvall, es alguien inquebrantable, recto, con un sentido brutal de la ética, su norte en la vida. Downey, es uno de sus tres hijos, abogado de brillante carrera, triunfador, sin embargo nunca ha recibido de su padre elogio alguno. No se siente querido, ni percibe ser un orgullo para su padre. Downey es, aparentemente, mercenario y cínico, aunque en realidad es una persona que ha construido un personaje detrás de quien camuflar su verdadero yo.
El guión está bien desarrollado desgranándose poco a poco las razones de la herida abierta entre padre e hijo. Pero sobre todo es muy inteligente que el motivo que les obliga a volver a estar juntos sea un problema grave con la justicia siendo ambos de este ámbito profesional. Los dos hombres se medirán en lo personal y en lo profesional. Es muy rico el hecho de que esta unión forzosa tenga lugar en ese punto de inflexión en el que los hijos adultos tienen que hacerse cargo del cuidado y la protección de sus padres, ese momento paradójico en el que ninguna de las partes se siente cómoda en el cambio de roles. Una peculiaridad de esta película es que todas las relaciones familiares que se tratan transcurren entre hombres. Downey tiene dos hermanos también varones, uno de ellos con una deficiencia psíquica menor, el otro un hombre más "standard", consiguiendo Dobkin contar con mucha verdad todo lo que sucede entre ellos. El realizador retrata bien este universo masculino, parco en expresividad que no en sentimiento. Por otra parte, no sería justo no comentar la buena intervención de Vera Farmiga, la única mujer con papel destacado, muy idónea en su papel.
"El juez" es un buen drama de emociones intensas en varios momentos pero que nunca se le van de las manos al realizador. El final cierra muy bien la historia, eligiendo una forma de contarlo muy inteligente. 
(Valoración: 7 sobre 10)


Comentarios

  1. Me ha gustado muchisimo... la mejor escena la del baño donde Robert Duvall en una situacion humillante saca recursos para hablar con la nieta, y el moemnto de compasión de Robert Downey JR con su padre sin ñoñadas...
    Mas de un 7 Clara please

    ResponderEliminar
  2. Vaaale¡ Estuve a punto de ponerle un 8. La verdad es que es una historia humana muy bonita.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA