REGRESION: THRILLER PSICOLOGICO DE BUENA FACTURA



Es una buena noticia poder recuperar a Amenábar después de 5 años del estreno de "Agora", la producción más costosa, y al mismo tiempo menos conseguida de su filmografia. La historia se desarrolla en USA. En un pueblo de Minnesota a finales de los 90, Angela Gray (Emma Watson), una joven de una familia problemática, se atreve a denunciar abusos de su padre. El caso se adjudica a un policía, Bruce Kenner (Ethan Hawke), al que ayuda Kenneth Raines (David Thewlis), un psiquiatra experto en la técnica de la regresión hipnótica. Al avanzar en la investigación parece haber una relación entre los abusos y una trama más compleja relacionada con una secta satánica.
Amenábar vuelve al thriller, su género más visitado y lo hace demostrando su capacidad para construir historias que enganchan al espectador de principio a fin. Aunque se mezclan géneros, la película es ante todo un film policíaco. La trama se va construyendo a partir de la investigación del policia. El espectador hace binomio con él, avanza a su lado en sus descubrimientos, sus interrogatorios y las diferentes hipótesis que va barajando. El guión, también de Amenábar, que es fruto de una importante labor de documentación (en los 90 en USA hubo un estallido de casos sobre sectas y ritos satánicos a partir de la publicación de varios libros y la amplia cobertura del tema en los medios), está muy bien estructurado y construye el climax. Lo único criticable sería que la resolución aunque es sólida, resulta poco impactante, quedando por debajo del climax creado. 
El reparto no tiene fisuras, destacando Ethan Hawke en su papel de policía entregado al caso 24/7, Emma Watson y Dale Dickey en el papel de abuela de la chica.
La película está impecablemente realizada. Amenábar rueda de maravilla, con una fluidez y un ritmo perfectos. Hace que parezca fácil. Los movimientos de cámara, los encuadres, cada detalle está estudiado al milímetro y cuidado con esmero. La foto (Daniel Aranyó), la música (Baños)... si bien las escenas de los ritos satánicos son tan estéticas que no generan demasiado miedo.
Una película que se disfruta por lo sumamente bien contada que está y por lo celosamente cuidada de la producción. Amenábar es un obsesionado del detalle y eso se nota para bien. (Valoración: 7 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

EDÉN: PRECISIÓN Y PULCRITUD