INFILTRADO: BRYAN CRANSTON FOR PRESIDENT!

El americano Brad Furman dirige esta película basada en la historia de Robert Mazur (Bryan Cranston) el agente especial que consiguió convertirse en hombre de confianza de los esbirros de Pablo Escobar para blanquear su dinero.
Furman ("El inocente") desarrolla una pieza fantástica apuntalada en un buen guión basado en la novela escrita por el propio Mazur y en la sabia elección de Bryan Cranston ("Breaking bad", "Trumbo") como protagonista. Hay una perfecta combinación de la trama policial que lógicamente tiene el mayor peso, con la profundización en la personalidad de Bob en su doble vida. No sólo se retrata su vertiente profesional, también se nos acerca a su ámbito familiar y a cómo se relaciona con los demás, siendo esta cualidad, a parte de su instinto policial, la que hizo posible que se infiltrara con éxito en el universo mafioso tan opuesto a su contexto natural. Cranston confecciona un personaje sumamente carismático.
El guión elige momentos significativos en la investigación y en la relación entre personajes que permiten que la progresión de esa confianza sea convincente, con la cadencia perfecta para que nada resulte atropellado o simplificado. La historia se salpica con algunos momentos de acción muy bien rodados que mantienen la tensión y el miedo constante del espectador a que los infiltrados sean cazados.
La galería de secundarios es otra gran fortaleza del film. No son ni demasiados, ni demasiado pocos, todos tienen enjundia y muchas facetas, algo que permite hacer creíble ese afecto que Bob llega a desarrollar hacia algunos de ellos pese a que se muevan en el lado oscuro. John Leguimazo y Diane Kruger, los dos compañeros de Bob, Juliet Aubrey, la esposa real de Bob y Benjamin Bratt y Elena Anaya como el matrimonio Alcaino, todos ellos sobresalientes. Resulta muy atractiva la forma en que se recrea la época y el ambiente en que se mueven los personajes. La forma de encuadrar los planos, la fotografía, vestuario y maquillaje añaden mucho a la historia, permiten entrar en ese mundo de los 80 semi- glamuroso.
Se agradece que la película no sea la típica historia compleja llena de nombres y referencias constantes a conversaciones imposibles de seguir sin tomar apuntes. El foco está en la figura de Bob, en esa confianza que crea con los adláteres de Escobar y en la posterior "traición". (Valoración: 8 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO