LOCAS DE ALEGRIA: DOS PERSONAJES INOLVIDABLES



Paolo Virzi, escribe el guión (junto con Franchesca Archibugi) y dirige esta película. Beatrice (Valeria Bruni-Tedeschi) una mujer de mediana edad con aires de grandeza está recluida en Villa Biondi, una institución psiquiátrica para mujeres. A la clínica llega Donatella (Micaela Ramazzotti), una chica frágil con un duro pasado. 
En "El capital humano" Virzi  ya dejaba claro su interés y capacidad para penetrar en los complejos interiores del ser humano. En aquel caso se trataba de un drama con dosis de thriller sobre la ambición y sobre el dinero como forma de tapar los problemas. En este, hace una inmersión en el universo de la amistad femenina con dos personajes arrebatadores encarnados por dos fascinantes actrices con muchísima química entre ellas.
La primera parte resulta un poco mareante y caótica, una sensación buscada a propósito por el director que quiere hacer sentir al espectador cómo es el día a día de un lugar lleno de personas con trastornos mentales graves, pura ebullición, incluso descontrol en muchos momentos. En esa parte tiene mucho peso el personaje de Beatrice, de exuberante personalidad, que no calla, inteligente, ingeniosa, que consigue casi todo lo que se propone. Según avanza la narración Donatella coge peso y a partir de la fuga de las dos mujeres de la clínica, nos acercamos paulatinamente a las historias de ambas. El guión dilata con habilidad el momento en que conocemos los puntos de inflexión en las vidas de Beatrice y Donatella, qué y quién ha marcado sus vidas tan dramáticamente. Beatrice pone el punto de diversión y "locura" entendida ésta tal y como la usamos a nivel calle, sin carácter médico, mientras que Donatella de personalidad sensible y quebradiza aporta una visión mas
melancólica.  
Hay dos escenas de una belleza insuperable hacia el final del film donde el director ha sacado lo mejor de Valeria y Michaela. Imposible no conmoverse y enamorarse de estas dos mujeres. 
Un canto al valor de la amistad, a su capacidad de infundir seguridad y sentido de arraigo y sobre todo a su capacidad terapéutica, un aspecto que es quizás más exclusivo de la amistad entre mujeres por el intercambio de confidencias sobre sentimientos, estados, inquietudes...  Virzi es, junto con Sorrentino y Guadagnino, de los realizadores italianos del momento que siempre ofrecen historias con carga de profundidad y las cuentan con una personalidad propia. (Valoración: 8 sobre 10).



Comentarios

  1. Las interpretaciones de ambas actrices son magníficas. La fotografía y el color de la película, vibrantes.
    Los personajes que conforman el resto de los habitantes del psiquiátrico, parecen absolutamente reales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO