CORPORATE: TERROR LABORAL

Nicolas Silhol dirige su primer largo y co-escribe el guión de esta historia inspirada en la ola de suicidios que tuvo lugar en France Telecom alrededor de 2007 relacionada con ciertas políticas de recursos humanos. Emilie (Celine Sallette) es una dura directora de RRHH que maneja el área de Finanzas en la empresa Esen. Una persona de su equipo a quien le había ofrecido trasladarse se tira por la ventana de las oficinas.
La historia está muy bien tejida. Saca a debate la ética. La de cada una de las personas implicadas en hacer posible unas terribles políticas orientadas a librarse “ limpiamente” (en términos financieros), de una serie de directivos que ya no parecen tener lugar en el futuro de la empresa. Es culpable y responsable, el que lanza la idea, y es igualmente culpable el que coge el testigo y lo ejecuta. La película resulta muy real, sin maniqueismos. Es un drama, la carga emocional tanto de la protagonista como de todos a su alrededor es muy fuerte, a la vez que funciona con un mecanismo de thriller. A partir del desencadenante del suicidio del empleado se produce una investigación. Cada uno de los implicados mueve ficha y se va “cercando” a Emilie a medida que la cosa se va poniendo fea. Celine Sallette afronta eficazmente un personaje difícil, que no cae simpático, pero se acepta, es una killer, pero no es una malvada de comic. Y por encima de todo es una persona consecuente. La actriz y el guión consiguen que estemos pegados al personaje viendo que decisiones toma según se va situando en el ojo del huracán justo por acatar órdenes, por ser la persona más corporativa de la empresa. Ella va transformando su posición pero evoluciona de forma creíble, sin pasar de la crueldad y la sangre fría al arrepentimiento. en primera instancia intenta salir indemne y que su carrera profesional no se resienta. Vive la angustia cuando las cosas toman un cariz que trasciende lo laboral y se vislumbra un riesgo judicial, pero también interioriza a nivel humano cómo sus  actos han tenido una gravísima consecuencia que no esperaba.
Una película escalofriante porque desgraciadamente no plantea un caso hipotético. El tipo de ambiente empresarial reflejado carente de humanidad donde además, se tira la piedra y se esconde la mano, a más de uno le resultará familiar. (Valoración: 8 sobre 10).



Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO