LOS PERROS: PODRIDOS POR DENTRO

La directora chilena Marcela Said, que ha realizado varios documentales sobre temas controvertidos  ("I love Pinochet", "Opus Dei, una cruzada silenciosa") dirige y firma el guión de este film. Mariana (Antonia Zegers) es una mujer de la burguesía chilena, de 40 años, casada, que está en medio de una crisis personal. Una de sus aficiones es la hípica, ahí descubre que su profesor, el Coronel (Alfredo Castro), está siendo procesado por crímenes de la humanidad.
La directora consigue crear desde el primer frame una atmósfera enfermiza y viciada. Es difícil racionalizar cómo lo logra. Situaciones de desencuentro, una discusión con un vecino que hace pensar que pasará algo desagradable en algún punto, pequeños detalles que auguran lo peor, todo aún antes de que penetremos en los personajes, densos y oscuros como una ciénaga. Imposible haber elegido mejor casting. Antonia Zegers (“El club”) de ojos claros y mirada turbia, interpreta a una mujer áspera, de carácter fiero, acostumbrada a salirse con la suya aunque se mueve en un entorno machista. Su insatisfacción y sensación de vacío la hacen buscar emociones y relaciones transgresoras como buscando conseguir sentir algo. Su moralidad es inexistente. Alfredo Castro actor experto en meterse en la piel de personajes complejos, a menudo deleznables ("El club""Desde allá"), encarna a alguien casi impenetrable, con un pasado sobre el que es difícil determinar cómo
se siente.
Lo interesante de la historia es la atracción entre estos dos personajes que no parecen tener nada en común pero que se entienden y se apoyan. La curiosidad, incluso el morbo que él despierta en ella. Una película excelentemente hecha por Marcela said, con pocos diálogos pero donde se dan pistas para que el espectador “rellene” los huecos, todo ello con el tremendo y siniestro contexto histórico de Chile de fondo. (Valoración: 8 sobre 10).






Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA