LA INOCENCIA: BUENA OPERA PRIMA

Lucia Alemany debuta en el largo con esta película en la que es también co-guionista junto con Laia Soler. Lis (Carmen Arrufat) es una chica de 15 años que vive con sus padres, Soledad (Laia Marull) y Catalano (Sergi López), en un pueblo en Cataluña. Está empezando a experimentar el amor, el sexo...
Para su primer largo, Alemany ubica esta historia del despertar de una adolescente en un pueblo. Algo que la hace más interesante por menos usual y porque a los problemas tradicionales de la pubertad, se suman otros componentes que marcan y hacen más doloroso y poco comprensible ese nuevo mundo adulto, como es el constante peso del que dirán, y la mayor dificultad de ver cumplidos sueños que signifiquen salir del lugar de nacimiento. En la historia son claramente más ricos los personajes femeninos que los masculinos. Carmen Arrufat (nominada al Goya Actriz revelación 2019), interpreta con acierto a una chica sin demasiados apoyos emocionales que se enfrenta casi en soledad a un problema importante. El personaje mejor trabajado y con más matices es el de la madre con la gran Laia Marull. Una mujer muy convencional, religiosa, obsesionada por lo que piensen los demás, pero madre por encima de sus ideas y educación, Marull conjuga esos aspectos teóricamente  incompatibles con credibilidad. Otro personaje femenino interesante es el de Remedios (Sonia Almarcha), una mujer de mente abierta y conciliadora que es el contrapunto al resto de personajes muy reaccionarios.
Los dos personajes masculinos (padre y novio), no están demasiado bien construidos, especialmente el del padre que resulta estereotipado, un hombre huraño, machista, dictatorial, más en la bronca que en el diálogo, aunque Sergi López palia de alguna manera esa debilidad.
Una buena opera prima con un bien elegido reparto, y donde destacan unos diálogos muy verdaderos y creíbles. (Valoración: 6 sobre 10).


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJON DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINEFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO