CORPUS CHRISTI: ARRASADORA

El director polaco Jan Komasa dirige este peculiar drama. Daniel (Bartosz Bielenia) es un joven que sale del reformatorio. Le gustaría hacerse seminarista, pero su pasado carcelario no se lo permite. El cura del reformatorio le sugiere ir a trabajar al aserradero de un pequeño pueblo. Por una serie de  confusiones, cuando llega al pueblo le toman por cura y comienza a hacerse cargo de la parroquia. En el pueblo ha ocurrido un suceso dramático que hace sufrir y separa a sus habitantes. 
El argumento y guion de Mateusz Pacewicz son tremendamente originales. Otras películas han tratado la vida después del reformatorio, o de la cárcel y la dificultad de emprender un nuevo camino, pero el desarrollo de esta historia es totalmente inesperado. Este chico salido del reformatorio, en su función como sacerdote escucha los pecados de los demás y les da pautas. Todo tiene una doble lectura al hacernos pensar en cómo se siente el chico cuando asesora a sus súbditos y les pide una mirada más benévola sobre las faltas de los otros.
La personalidad del protagonista es singular, así como el actor que le da vida, el carismático Bartosz Bielenia, que puede recordar a Christopher Walken, no solo por su parecido físico (mismo corte de cara y ojos clarísimos), también por ser capaz de transmitir con la misma contundencia agresividad, provocar miedo, pero también parecer el ser más vulnerable imaginable. Un personaje en el que conviven  generosidad y violencia. Espiritualidad, y fiereza. Actitudes y "técnicas" propias de un chico joven nada ortodoxas en el standard del mundo sacerdotal y que le aproximan a la comunidad, pero objetivos en línea con lo que se espera de un sacerdote. Todo tiene cabida en él de forma coherente. Una interpretación inmensa. A Bielenia le acompaña un excelente reparto. Aleksandra Konieczna la mujer que se ocupa de ayudar en la iglesia y Eliza Rycembel su hija, hacen estupendas interpretaciones. Dos personajes con diferentes puntos de vista con respecto al trágico accidente que asoló al pueblo y las afectó a ellas muy directamente. 
Una película multi-premiada, nominada en la categoría de Mejor película Extranjera en los Óscar 2020. Una historia que impresiona, llena de temáticas con carga de profundidad: el perdón, el peso de las equivocaciones en la trayectoria vital, el impacto que una sola persona puede hacer en una comunidad, la incapacidad de reformatorios/cárceles para facilitar la redención... la paradoja de lo que el protagonista consigue en la comunidad y la falta de paralelismo con lo que logra en su vida. Sin duda una de las mejores películas estrenadas en 2020. (Valoración: 8 sobre 10). 




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA