GAZA MON AMOUR: SIEMPRE HAY LUZ SI SE QUIERE VER

Los hermanos palestinos Arab y Tarzan Nasser escriben el guion y dirigen esta película que ha obtenido premios en festivales como el de Toronto o Valladolid. Issa (Salim Dau) es un hombre mayor soltero que vive de la pesca. Empieza a interesarse por una mujer viuda, Siham (Hiam Abbass) que se gana la vida como costurera.
Aunque parece que la historia trata sobre un amor en la madurez, el formato de comedia costumbrista nos permite colarnos en la vida diaria de un lugar como Gaza. Sin ser aparentemente una crítica sobre la situación del país, sino una observación, la historia habla de muchas cosas: el poder y corrupción de la policía, la devastadora falta de esperanza de los más jóvenes, la precariedad más absoluta para la generalidad de la población...Y en medio de ese contexto, una mirada positiva sobre la capacidad de algunos de seguir soñando, de ilusionarse con lo mas básico y eterno, el amor, aunque el contexto pueda no parecer propicio.
Los dos protagonistas están interpretados por dos grandes actores que hacen especial la historia. Salim Dau que lleva el peso de la película en un personaje que se toma la vida con bastante tranquilidad y humor y Hiam Abbass ("Alma mater") una actriz que mejora lo que toca, con esos ojos rasgados y esa mirada penetrante tan característica suya. 
Una historia bonita y delicada sobre la posibilidad de sentir siempre ganas de comenzar nuevos caminos y conseguir ser felices con apenas nada. (Valoración: 6.5 sobre 10).




Comentarios

Entradas populares de este blog

CERDITA: ESTUPENDA ÓPERA PRIMA

BLONDE: ESPLÉNDIDA ANA DE ARMAS EN UN "NO BIOPIC"

ARGENTINA,1985: EMOCIONANTE Y RIGUROSA