FUE LA MANO DE DIOS: ABIERTO EN CANAL

Paolo Sorrentino ("La juventud", "La gran belleza"), escribe el guion y dirige una película sobre su propia vida. Nápoles años 80. Fabietto (Filippo Scotti) es un chico de 17 años que está en el momento de comenzar a descubrir las grandes cosas de la vida. Disfruta a tope viendo jugar a su ídolo, Maradona, y se siente querido por su padre (Toni Servillo), su madre María (Teresa Saponangrelo) y su hermano Marchino (Marlon Joubert).
Sorrentino en esta película autobiográfica con toques felinianos nos explica el porqué su cine es como es, el porqué de los temas que le interesan y de los personajes que elige. Entendemos sus referencias, sus inquietudes vitales, lo que le mueve. Con su lenguaje habitual aunque con menos presencia de la fantasía que en otras ocasiones o quizás una fantasía menos barroca, nos cuenta su propia historia a través de Fabio, su alter ego, un chaval cuya vida más o menos feliz y fácil recibe el mazazo de que sus padres mueran en un accidente. Un retrato de la vida de una familia napolitana de clase media, con familiares sumamente pintorescos (aunque Sorrentino insiste que no hace exageración alguna), donde el director declara nuevamente su amor a Italia y a lo italiano, al carácter de su gente, a la belleza de cada rincón. Profundiza mucho en la figura de sus padres, sin idealizarlos en absoluto. Hay un personaje precioso lleno de tristeza, ternura y desesperanza, su tía Patricia, muy bien interpretada por la bellísima Luisa Ranieri, un mujer con problemas mentales. Es el personaje que más emotividad saca. Una película amalgama de emociones, con su lado crudo y su cara más cómica y festiva, la vida misma. Muy interesante la escena del encuentro de Fabio con Antonio Capuano un director de cine con el que mantiene una conversación sobre para qué es el cine - "Para escapar de la mediocridad, de la realidad"-. 
Este trabajo no es la increíble sorpresa que significó "La gran belleza", es un relato intimista menos emotivo de lo que cabría esperar, que gustará sobre todo a los admiradores del director ya que Sorrentino se abre en canal y nos permite comprender su universo a través de un viaje por los acontecimientos que marcaron su vida. (Valoración: 6.5 sobre 10).
 


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ACUSADO: EXCELENTE DRAMA JUDICIAL

EL CALLEJÓN DE LAS ALMAS PERDIDAS: PLACER CINÉFILO

EL FRANCOTIRADOR: DRAMA BÉLICO DENSO EN EXCESO